Inicio El Pais Clases: UTE y Ademys realizan un paro y Sadop continúa con la...

Clases: UTE y Ademys realizan un paro y Sadop continúa con la virtualidad

Los gremios docentes porteños Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys) realizan este viernes la quinta jornada de paro en la ciudad de Buenos Aires, en rechazo de «la violación del decreto presidencial por parte del Gobierno porteño y su exigencia de presencialidad en las aulas».

«La lucha de la comunidad educativa de la ciudad crece en defensa de la democracia, la salud y la vida y contra la presencialidad ilegal de Horacio Rodríguez Larreta. Solo un 5% de presencialidad hay en las escuelas», señalaron los dirigentes de la UTE.

La UTE y la Ademys cumplieron el jueves la cuarta jornada de huelga con elevado acatamiento, en tanto el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) -que lidera en el distrito Alejandra López- continúa el dictado de clases virtuales «en cumplimiento a rajatabla del decreto» oficial.

Los gremios confirmaron la noche del jueves a Télam las nuevas jornadas de paro en su rechazo a «la insistencia de Larreta para obligar a la presencialidad y al original fallo judicial que el jefe de Gobierno acató y celebró en contra de una ley nacional» (DNU).

Además, en el caso de la Ademys, la protesta de este viernes se completará con la continuidad de las asambleas virtuales, afirmó el secretario adjunto Jorge Adaro, mientras el paro de la UTE fue confirmado por la secretaria de Prensa, Paula Galigniana.

DECRETO.

En ese contexto, el Sadop ratificó que acatará el decreto presidencial y que continuará la virtualidad y la retención de tareas presenciales hasta el 30 de abril.

UTE había dicho en un comunicado que en la segunda ola de la pandemia «el Gobierno porteño continúa sin respetar las medidas sanitarias para proteger la salud».

«Ya son miles los docentes, estudiantes y familiares contagiados desde el comienzo de las clases presenciales. A diario se cierran burbujas por casos positivos y, la gestión de Rodríguez Larreta, no garantiza la presencialidad cuidada y quiere exponer al contagio a la totalidad de la comunidad», remarcó entonces.

Las dirigentes Angélica Graciano y Galigniana señalaron su «asombro» ante la decisión del Gobierno metropolitano de «ignorar» la medida judicial que ordenó adoptar la modalidad virtual en línea con lo definido por el Ejecutivo nacional, y acusaron a Larreta y su ministra de Educación, Soledad Acuña, de «correr presurosos a celebrar un fallo local construido a medida por un tribunal amigo».

Además, plantearon que con «la misma velocidad, ambos funcionarios desconocieron el fallo de un tribunal federal, que ratificó la suspensión de las clases presenciales para evitar la exposición de estudiantes, docentes y familias a la nueva ola».

La UTE aseguró que durante los días de paro cumplidos «se observaron escuelas cerradas o prácticamente vacías, la adhesión con medidas de fuerza de estudiantes secundarios y terciarios y de familias resistiendo para cuidar la vida y la salud de todos».