Inicio El Pais Clausuraron dos comercios por cobrar un recargo ilegal

Clausuraron dos comercios por cobrar un recargo ilegal

EL MINISTRO ARROYO ASEGURO QUE NO SE TOLERARAN ABUSOS

En medio de la puesta en marcha de las tarjetas Alimentar, dos comercios fueron clausurados por obligar a los usuarios de ese beneficio a gastar el total del monto que reciben del Estado o imponer un recargo para la utilización del plástico. Se trata de un supermercado del partido bonaerense de Almirante Brown y otro del municipio de Concordia, en la provincia de Entre Ríos, quienes aplicaban un «recargo» por el uso de la tarjeta Alimentar.
Según se indicó en un comunicado, la municipalidad de Almirante Brown, comandada por Mariano Cascallares, clausuró un supermercado ubicado en las calles Vucetich y Lahille, de la localidad Ministro Rivadavia, por «aplicación de recargo en el uso de la tarjeta Alimentar». La Municipalidad recibió «denuncias puntuales por intento de cobro de una comisión del 10% por el uso de la tarjeta y el intento de imposición de tener que gastar el total del monto de la tarjeta».

Política de Estado.
En ese marco, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aclaró que «ningún comerciante debe cobrar recargo o comisión por la Tarjeta Alimentar», y resaltó: «No vamos a tolerar abusos ni maniobras especulativas o irregulares». «Esta es una política de Estado, que encabeza el presidente Alberto Fernández, para un país que tiene un problema de hambre y de malnutrición. No puede haber hambre en la Argentina», enfatizó.
Por su parte, Cascallares reiteró que el programa Precios Cuidados se debe «proteger entre todos» al igual que el Plan Nacional Argentina contra el Hambre, ya que «son herramientas importante para incluir y para ir ganándole a la inflación». «Es muy importante que nuestros vecinos y vecinas tengan precios de referencia confiables para cuidar la mesa de los argentinos», señaló en un comunicado.

Controles.
En Concordia también se procedió a la clausura de negocios por abusos, tras la puesta en marcha de la tarjeta Alimentar en esa ciudad. Por ordenanza municipal, se puso en marcha el Programa de Seguimiento y Control, que «dispone clausuras y facilita la posibilidad de denunciar ante la justicia a comerciantes y particulares por irregularidades en el uso de la tarjeta».
Los ciudadanos pueden realizar denuncias en las oficinas de Defensa al Consumidor de los municipios o en las fiscalías de cada lugar.

Precios Cuidados.
Por otro lado, la Defensoría del Pueblo de Santa Fe solicitó ayer la inclusión de alimentos saludables y de productos aptos para celíacos en el Programa de Precios Cuidados. El pedido fue oficializado por el jefe del organismo, Raúl Lamberto.
En ellas, manifiesta que el objetivo es «mejorar la calidad de vida del conjunto de los ciudadanos», por lo que considera «indispensable la incorporación, al programa Precios Cuidados, de productos frescos, incluyendo carnes, frutas y verduras; lo que redundará en beneficio no sólo de los afectados por la enfermedad mencionada, sino de toda la población, al mejorarse su calidad de vida».

Ultra procesados.
Lamberto explicó que «la principal complicación de los alimentos incluidos (en el programa) es que tienen una alta proporción de alimentos ultra procesados que son aquellos que según la clasificación nova están vinculados a la aparición de enfermedades crónicas transmisibles». En este punto, especificó que «en un país donde una alta cantidad de la población tiene sobrepeso, en especial sus niños, y hay tasas crecientes de diabetes» es conveniente que «la proporción se incline a alimentos frescos y no ultra procesados».
En cuanto a la situación de los celíacos señaló que «el único tratamiento es la alimentación» y ahondó: «Las personas con celiaquía no pueden consumir trigo, avena, cebada, centeno ni almidón modificado y es por esto que también solicitamos que se incluyan alimentos acordes a la dieta de un celíaco». (NA/Télam)