Comenzó la cuenta regresiva

DESPENALIZACION DEL ABORTO: FINALIZO EL CICLO DE AUDIENCIAS

Con la presencia del actual ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, de sus predecesores Ginés González García y Daniel Gollan, además del “Padre Pepe” Di Paola, y otras figuras de renombre, culminó en la Cámara de Diputados el proceso de audiencias públicas en torno al proyecto de despenalización del aborto.
De esa manera, comenzó la cuenta regresiva para la “histórica” sesión del miércoles 13 de junio. El ciclo incluyó más de 800 ponencias en un período de dos meses: se escucharon voces a favor y en contra, con enfoques diferentes como la dimensión bioética, científica, religiosa, jurídica y de Derechos Humanos.

Debate “histórico”.
Rubinstein definió el debate por el aborto como “histórico” y aseguró que es “auspicioso” que se haya abierto tras haber estado “barrido debajo de la alfombra desde el inicio de la democracia”.
En este sentido, celebró la decisión del presidente Macri de darle luz verde al debate parlamentario “aún cuando sus convicciones personales son contrarias a la despenalización del aborto”. “Entendió que este era un problema social que había sido identificado como tal por la sociedad”, resaltó el funcionario nacional.
Señaló además que en el año 2014 se registraron “47 mil hospitalizaciones por abortos” solamente en el sector público, y sumó a esto que entre el 2005 y 2014 hubo una disminución del 20% de los egresos hospitalarios por esta causa fruto de las políticas de prevención y el uso de la pastilla de misoprostol.

Contracara.
La contracara del discurso del ministro macrista fue el José María Di Paola, conocido como “Padre Pepe”, quien basó su análisis en una lectura geopolítica sobre la presunta intromisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en las políticas de despenalización del aborto.
El prebístero, referente de la pastoral en villas, consideró que “no es inocente que este año se instale el aborto desde la política para acercarse a aquel que lo promueve en todo el mundo: el FMI”. Tras asimilar las prácticas de interrupción de embarazos no deseados con un “genocidio”, Di Paola dijo que “el aborto es sinónimo del FMI”.
“No necesitamos agregar más muertes. Nuestros barrios necesitan propuestas de vida digna y una sociedad que proteja a los más débiles, no que los descarte como residuos patológicos”, remató.

Cambiar la historia.
El discurso de Ginés González García, exministro de Salud de Néstor Kirchner, fue de los más festejados por la tribuna feminista que con sus característicos pañuelos verdes pobló algunos espacios de la sala del anexo.
El exfuncionario enfatizó que “hay pocas oportunidades como ésta de que una ley cambie la historia” y en un mensaje específico a los diputados de su extracción política, afirmó que “el peronismo no fue hecho para mantener las cosas como están”.
A su turno, Gollan resaltó que existe una “enorme cantidad de evidencia científica” en el mundo que permite concluir que “voten lo que voten las mujeres que deciden hacerse un aborto lo van a seguir haciendo, y voten lo que voten ustedes, las mujeres que decidan seguir adelanto con su embarazo lo van a seguir haciendo”.
El diputado radical Ricardo Gil Lavedra fue otro de los oradores que se pronunció a favor del proyecto al sostener que “la criminalización ha fracasado, no ha tenido efecto preventivo, disuasorio y además ha producido un fuerte impacto en la salud de las personas de menores recursos”. (NA)