Inicio El Pais Comerciantes remarcaron precios

Comerciantes remarcaron precios

PROVEEDORES SUBEN MERCADERIA Y SUSPENDIERON LAS ENTREGAS

La suba del dólar del 25% que se vivió en las últimas dos jornadas ya provoca descalabros en los insumos e inevitablemente afecta a rubro de los supermercados. Desde el sector ya adelantan que las listas de precios de sus proveedores fueron retocadas con entre un 10% y un 15% de aumento. En tanto, alimenticias dejaron de entregar productos como harina y aceite.
«La mayoría de los proveedores retiraron las listas y dijeron que estaban ‘recalculando’. Algunos dijeron que estaban tomando el dólar a $60, otros a $62, otros a $55», reveló a Ambito una fuente del sector de supermercados y explicó que algunos vendedores directamente se «desconectaron».
Los supermercados trabajan con poco stock, agregó la fuente, por lo que la situación de readecuación de precios debería ser inminente. Sin embargo, alertó que por la caída del consumo en volumen ya no tienen margen para subir los precios, pero tampoco para absorber las subas. «Es una situación compleja y delicada», confesó.
Sobre el traslado o no a precios, evaluó que «dependerá de lo que cada cadena pueda negociar al respecto». «Se trata de trasladar a precios lo menos posible, porque el mercado no lo puede convalidar con la caída del consumo que hay», sostuvo.
Mientras tanto, en público, los principales proveedores de supermercados aseguran que no modificarán importes de productos que ya enviaron. Sin embargo, estiman una remarcación de entre 5% y 10% para los que tienen que entregar en los próximos días.
Desde el sector de supermercados informaron a Ambito que en cuanto a los productos que en mayor medida reflejarán el impacto del alza del dólar estarán los vinculados a los commodities, como los aceites y los hechos con harinas. También serán afectados aquellos con envases en lata, tetrabrik y otros packaging que cotizan en la divisa extranjera. Estimó que al menos 80% de los productos están vinculados directamente con costos en dólares.
Otro costo a tener en cuenta es el logístico. Con una suba tan explosiva del dólar es inevitable un aumento de los combustibles que impactará también en la distribución de los productos y por ende en el precio en góndola.
Las cadenas notificaron a la Secretaría de Comercio, pero quedó pendiente una definición. Las petroleras aparecen como las más afectadas por las movidas del dólar, y ya estarían preparando remarcaciones en los surtidores.
Los fabricantes de electrodomésticos, en tanto, frenaron las entregas y se están tomando dos o tres días para evaluar los nuevos precios. En tanto, algunas cadenas de supermercados mantienen los precios en este rubro.

Harina y aceite.
Los productores de harina y aceite, que pueden optar entre exportar y cobrar en dólares, o dedicar su producción al mercado interno, donde no sabe cómo será compensado, están en el centro de todas las miradas.
Por la inestabilidad del dólar, los molinos harineros no entregarán harina a las panaderías por algunos días, ya que no tienen un precio de referencia para la bolsa de 50 kilos.

Combustibles.
El sector de los combustibles vive horas de tensa calma tras la escalada del dólar por arriba de $60. Mientras las petroleras esperan una estabilización del billete verde para definir el ajuste en los surtidores, el despacho de naftas y gasoil es habitual y está normalizado.
«Los camiones salieron normalmente y hay pleno abastecimiento», aseguró Gabriel Bornoroni, de la federación de expendedores de Córdoba. «Las petroleras informaron que con este dólar que sube y baja no tienen estabilidad para saber si se actualizan o no» los precios, agregó el dirigente empresario a Ámbito.
Dos de las compañías productoras de hidrocarburos más importantes del país coincidieron en que por ahora «no hay novedades» en los precios.
Uno de los temores tras la disparada del tipo de cambio era el congelamiento preventivo de la comercialización de combustibles, algo que no ocurrió. El valor actual del litro de Nafta Súper de YPF a $43,81 en la ciudad de Buenos Aires tiene un atraso de por lo menos 20%.
El consuelo en el sector es el crudo Brent, el de referencia para el mercado doméstico. La semana pasada el barril osciló entre u$s57 y u$s58. Este martes subió casi 3% a u$s61,34, aunque sigue lejos del récord de u$s85 de octubre de 2018.
«Las petroleras dicen que van a esperar a ver qué pasa con el dólar y después van a tomar una decisión en base a cómo quede el tipo de cambio y si se actualiza», señaló el cordobés Bornoroni. (Ambito.com)

Aumento de Chevrolet
El fuerte salto del dólar, había provocado el lunes la parálisis de las operaciones por falta de precios. En medio de este clima, General Motors acaba de comunicar a su red de concesionarias un aumento de 23% en los precios de sus modelos Chevrolet, un porcentaje equivalente a lo que había saltado el dólar.
Por la mañana, algunas fábricas decidieron frenar la facturación por la incertidumbre cambiaria. La primera en hacerlo fue Fiat pero con el correr de las horas se sumaron Volkswagen, Ford, Nissan, Honda, entre otras. En algunos casos, con comunicaciones oficiales; en otros, internamente. Casos como Toyota o Chevrolet siguieron operando pero cada concesionaria tenía libertad de acción para decidir su estrategia. Importadores también sacaron sus precios de los sitios de Internet.
El lunes por la tarde, el mercado quedó prácticamente paralizado y el martes se mantuvo la expectativa. Algunas prefieren esperar y hasta que no se despeje la incertidumbre cambiara, no tendrán listas nuevas por lo que las operaciones permanecerán congeladas, salvo alguna excepción.
En algunas concesionarias aseguraron que desde las terminales anticiparon que habrá un aumento de precio provisorio de 10% en la lista, para diluir el impacto y comenzar a vender, y otro ajuste la semana próxima.