Inicio El Pais Comercios reabren sus puertas

Comercios reabren sus puertas

VENTAS EN TIEMPOS DE CUARENTENA

Protocolos, medidas de seguridad y mucha venta online, en varios locales comerciales de la avenida Santa Fe que levantaron «a medias» sus persianas para retomar la actividad tras las medidas anunciadas por el gobierno porteño, que autoriza la apertura de comercios de indumentaria y calzado bajo restricciones, medidas de higiene, distanciamiento, y sin probadores.
En la mayoría de las vidrieras pueden visualizarse carteles que advierten sobre las compras online, por whatssapp y la entrega a domicilio, pero los locales están, por lo general, vacíos.
Muchos comerciantes manifestaron que esperan que la apertura aumente sus ventas, pero expresaron la dificultad de vender a través de las redes sociales, o desde la puerta del local sin que la gente pueda probarse la mercadería.
Además, contaron que esta nueva modalidad requiere el doble de trabajo ya que deben estar constantemente respondiendo varias consultas que los clientes realizan online sobre talles, materiales, medidas, entrega, cambios o devoluciones.
Una empleada de la zapatería ubicada al 2.000 de la avenida Santa Fe que «estamos constantemente subiendo a las redes sociales fotos de los productos y respondiendo dudas».
También dijo que si bien abrieron el local, atienden desde la puerta y sin que el comprador pueda probarse, lo que promueve que «muchos no realicen la compra por inseguridad o porque no saben si el zapato les quedará cómodo».
En cuanto al cambio de los productos, dijo que luego de hacer el canje se realiza el aislamiento por 24 horas de la mercadería devuelta.
Por su parte, el empleado de un negocio de lenceria dijo que no permiten que nadie ingrese al local y que solo hacen ventas a través de la página web.
«Estamos muy preocupados porque es difícil vender ropa interior sin que la clienta pueda probarse porque a pesar de conocer el talle, todos los modelos son distintos».
«No abrimos al público porque no tiene sentido para nosotros, los chicos no van a venir a probarse ropa», sostuvo la empleada de un local de ropa infantil.
Respecto a los tiempos de entrega y cambios, dijo que todo eso se maneja de manera remota y solo por la web.

Fase 1.
Mientras varias provincias se suman a la etapa del aislamiento otros sumaron contagios y volvieron a fases anteriores. El partido bonaerense de Olavarría volverá a la fase 1 de la cuarentena hasta el 15 de junio inclusive tras confirmarse 21 nuevos casos positivos de coronavirus, anunció el intendente de ese distrito, Ezequiel Galli.
El intendente responsabilizó por esta situación a los vecinos que rompieron la cuarentena y señaló que «la razón es concreta: hubo encuentros familiares, hubo asados, hubo cumpleaños, hubo eventos sociales, y allí se produjeron los contagios».
Aseguró que «el equipo de Salud pudo confirmar que los contagios se produjeron en esos encuentros sociales que no estaban permitidos».
Galli ordenó retrotraer la situación a los decretos municipales 960/20, 961/20 y 967/20d dispuestos entre el 20 y el 21 de marzo.
Esto implica el cierre de la totalidad de los establecimientos comerciales e industriales del partido de Olavarría, a excepción de supermercados mayoristas y minoristas y comercios de alimentos y bebidas minoristas de proximidad, farmacias, ferreterías, provisión de garrafas y leña.
También quedan comprendidos en la excepción aquellos vinculados a la industria de la alimentación, su cadena productiva e insumos, de higiene personal y limpieza, de equipamiento médico y medicamentos, vacunas y otros insumos sanitarios, actividades vinculadas a la producción, distribución y comercialización agropecuaria y pesca, servicios de lavandería, postales y de distribución de paquetería y servicios esenciales de vigilancia, limpieza y guardia.
Las actividades exceptuadas que atiendan al público lo podrán hacer de 8 a 16 horas, conforme cronograma por finalización de DNI, exceptuando farmacias, veterinarias, estaciones de servicio, venta de equipamiento médico, medicamentos, vacunas y otros insumos sanitarios y servicios esenciales de vigilancia, limpieza y guardia. (Télam)

Hubo 29 muertos en un día
Veintinueve personas murieron, la cifra más alta registrada en un día desde que comenzó la pandemia, y 826 fueron diagnosticadas con coronavirus en las últimas 24 horas en Argentina, donde 18 provincias dejaron atrás el «aislamiento social, preventivo y obligatorio», que se mantiene en el AMBA, y comenzaron a transitar una nueva etapa de «distanciamiento».
Con los datos incluidos en el reporte difundido anoche por el Ministerio de Salud, el total de fallecidos a causa de la pandemia aumentó hasta 693, mientras los contagios llegaron a 23.620.
El Ministerio de Salud informó que de los diagnosticados desde marzo, 986 (4,2%) son importados, 9.822 (41,6%) contactos estrechos de casos confirmados, 8.919 (37,8%) casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.
En cuanto a los fallecimientos, la cartera sanitaria informó en su reporte vespertino que murieron catorce hombres, ocho residentes en la provincia de Buenos Aires, de 78, 40, 77, 42, 77, 74, 77 y 74 años; tres de la Ciudad de Buenos Aires de 86, 66 y 62; uno de 58 en la provincia de Chaco; uno en Tucumán, sin precisión de edad y el restante de 58 años en la provincia de Río Negro.
Además, fallecieron nueve mujeres: tres residentes en la provincia de Buenos Aires de 62, 77 y 80 años; cinco de la Ciudad de Buenos Aires de 76, 77, 86, 76 y 88 y una de 82 en la provincia de Río Negro.
El parte matutino consignó que murieron cuatro mujeres en la provincia de Buenos Aires, de 90, 96, 89 y 58 años y dos hombres, uno de 71 en la ciudad de Buenos Aires y el otro de 59 en la provincia de Buenos Aires.