Inicio El Pais Comienza a ingresar a Argentina el humo de los incendios de Australia

Comienza a ingresar a Argentina el humo de los incendios de Australia

El sitio oficial de Meteorología de la República Argentina informó este lunes que comienza a ingresar el humo de los incendios de Australia a nuestro país.

Cabe destacar que dicho ingreso del humo a Sudamérica y con ello a Argentina, «es posible que afecte a los glaciares cordilleranos, por el contenido de Carbono», destacaron desde Meteorología de la República Argentina.

Asimismo, desde el sitio «Aficionados a la Geografía», coincidieron con lo afirmado y detallaron: «Será negativo para los glaciares de nuestra cordillera, por la deposición de carbono. Afectará la claridad de los cielos».

La imagen satelital actual proveniente de GOES 16 así lo demuestra.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), y aseguró que no afecta a la salud ni perjudicará la normalidad de los vuelos. El humo ingresó a la Argentina desde Chile, por la Cordillera de los Andes “a unos cinco mil metros o más”, indicaron.

Cindy Fernández, meteoróloga del SMN, aseguró a Télam que “si bien no es común” que llegue el humo cada vez que hay un incendio, “no es la primera vez que sucede”. “Ya ingresó humo semanas atrás, cerca del 6 de noviembre. Es un humo disperso que se puede divisar”, explicó Fernández.

“El único fenómeno que se puede divisar con la presencia de humo es observar una coloración distinta en el cielo, ya que se atenúa la luminosidad del sol y se puede observar el cielo más gris”, aseguró, y agregó que “durante el atardecer se ve el cielo más rojizo”. Fernández explicó que el humo viajó desde Australia “con presencias de aire de la atmósfera” y que llega “mezclado con el aire”.

“En el viaje el humo se va dispersando en partículas. Una parte de estas partículas se va precipitando en forma de lluvia”, señaló. (Télam)

El estado de los incendios en Australia

En el este de Australia se registraron este lunes lluvias y condiciones climáticas más suaves, pero la calidad del aire en la capital, Canberra, se mantiene en niveles peligrosos para la salud debido al humo de los incendios que asolan el país, informaron fuentes gubernamentales, a la vez que se anunciaron ayudas por casi 1.400 millones de dólares.

Según la base de datos de la calidad del aire IQ Air Visual, la calidad del de Canberra es la peor del mundo y, en ese contexto, los espacios públicos, museos, parques, empresas y universidades de la capital se clausuraron y se cancelaron algunos vuelos destinados a la ciudad, informó agencia Dpa. Además, el Departamento de Interior, responsable de coordinar la respuesta a las emergencias en Australia, recomendó permanecer en los hogares al menos durante 48 horas debido a la mala calidad del aire.

Al momento se contabilizaron un total de 23 muertos y más de 1.500 viviendas fueron destruidas como consecuencia de los incendios que azotan desde septiembre a Australia. Mientras tanto, crecen las críticas a la gestión de la crisis del primer ministro, Scott Morrison, quien advirtió sobre la posibilidad de que los incendios duren varios meses; más de 140 focos siguen activos en el estado más afectado, Nueva Gales del Sur.

En este sentido, aunque la lluvia alivió el trabajo de los bomberos, no fue suficiente como para extinguir todos los focos. Además, el gobierno informó que destinará 1.388 millones de dólares estadounidenses para la recuperación de las zonas afectadas por los incendios forestales, según reportó la agencia Efe.

El primer ministro dijo que el dinero será gestionado durante los próximos dos años por una nueva agencia dedicada a ayudar en la reconstrucción de casas e infraestructuras dañadas por los fuegos que arden en el país desde septiembre. «Se hará lo que haga falta, cueste lo que cueste», dijo Morrison en una conferencia de prensa en Canberra tras reunirse con el comité de seguridad nacional de su gabinete.

Morrison señaló que la partida presupuestaria es independiente de otras ayudas ya aprobadas y aclaró que se trata de un compromiso «inicial» que podrá incrementarse si es necesario y aumentan los daños.

En cuanto a víctimas, dos personas están desaparecidas desde este sábado en Nueva Gales del Sur, según confirmó el comisionado del Servicio de Bomberos Rurales del estado, Shane Fitzsimmons. Por su parte, en el estado de Victoria hay desaparecidas cuatro personas y más de 40 incendios permanecen activos. (Télam)