“Comodorazo” petrolero

El paro de petroleros que se realiza en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia movilizó ayer a más de 50 mil personas que se reunieron en un acto multitudinario que se desarrolló en el cruce de las rutas 3 y 26, donde el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Avila, anunció que “en las próximas horas comenzarán a subir a trabajar los equipos de las operadoras de petróleo”.
Al respecto, el líder petrolero destacó que eso fue “en mérito de esta ciudad que se puso de pie” para reclamar el acuerdo de cumplimientos laborales y la preservación de las fuentes de trabajo a las empresas YPF, Panamerican, Tecpetrol, Sicpetrol”.
Avila sostuvo durante su discurso que “ahora los sectores petroleros vamos a ir por el aumento salarial porque los trabajadores merecen una recomposición después de la devaluación y después de todo lo que se le dio a la capital”.
Mas adelante, y apuntando directamente hacia las empresas, el sindicalista les dijo: “Sepan que no vamos a renunciar a nada de lo que tenemos y que no se equivoquen porque los que se tienen que sentar a discutir paritarias no es el gobierno sino ellos”.

“Tocan a todos”.
La puesta en marcha de los equipos “permitirá un pequeño desahogo”, subrayó el dirigente, quién destacó: “Es un día histórico. Demostramos a la Argentina qué ciudad tenemos. Somos todos uno. Si tocan a un compañero, tocan a todos”.
Por su parte, el secretario general Petroleros de Santa Cruz, Claudio Vidal, aclaró que “esto no se trata de cuestiones políticas. La única intención es entender que no solamente estamos defendiendo los puestos de trabajo de cada uno, estamos defendiendo el futuro de nuestros hijos, no venimos a pedir que nos regalen nada ni subsidios, pedimos trabajar en paz social y llegar a los yacimientos a trabajar en forma pacífica”.

Intendente.
El acto fue cerrado por el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, quien resaltó que “hemos dado un ejemplo al país cuando dijimos que íbamos a hacer un paro y movilización y tenían dudas” y estimó que “acá, en la movilización tenemos más de 60 mil compañeros”.
La jornada de protesta comenzó a las 8 y cuenta con el apoyo de todos los gremios vinculados directa o indirectamente con el petróleo, el gobierno del Chubut y la población comodorense.

Das Neves.
La convocatoria a la protesta fue respaldada también por el gobernador, Mario Das Neves.
El conflicto se originó en enero último cuando las petroleras disminuyeron su actividad extractiva y exigieron compensaciones por los barriles de petróleo que se exportan, lo que puso en alerta a los sindicatos, en defensa de los puestos de trabajo.
El mes pasado el gobierno anunció que pagaría 1300 millones de dólares en bonos a YPF, PAE y Tecpetrol, empresas que prometieron reactivar la actividad de perforación en Chubut si se saldaba la deuda en incentivos a la producción que se arrastra desde mayo de 2015.
De hecho, como la situación no cambió, esta semana Das Neves intimó a través de una carta documento a Pan American Energy para que dé “cumplimiento inmediato” con el acuerdo firmado en Casa de Gobierno el pasado 11 de abril, en el que se comprometía a la reactivación y puesta en marcha de 10 equipos de perforación adicionales.

Docentes.
Los gremios de docentes universitarios anunciaron medidas de fuerza para la próxima semana y una movilización para el jueves desde la plaza Houssay hasta la sede del ministerio de Educación, en conjunto con las agrupaciones estudiantiles, en el marco de una negociación paritaria que comenzó el 29 de marzo y volvió a fracasar este miércoles después de la oferta del gobierno nacional.
Los representantes de la Conadu y la Conadu Histórica Carlos De Feo y Claudia Baigorria, respectivamente, señalaron a Télam que la semana próxima coincidirán en un paro y movilización el jueves y manifestaron que esperan poder avanzar en la negociación la semana próxima porque señalaron que “la situación en la comunidad universitaria es muy crítica y va sumando reclamos”.
De Feo, que es secretario de Relaciones Internacionales de Conadu, destacó que esperan “una respuesta integrada no solo para los trabajadores sino también en lo que respecta a los recursos porque los rectores están con problemas presupuestarios para sostener las clases y los gastos de la vida universitaria”. (Télam)