Inicio El Pais "Concurrió tres veces a su domicilio"

«Concurrió tres veces a su domicilio»

ABOGADO DE LUQUE AMPLIO SU PEDIDO DE EXIMICION DE PRISION

El médico personal de Diego Maradona, Leopoldo Luque, presentó ayer una ampliación de su pedido de eximición de prisión, en el que aseguró que nunca abandonó a Diego Armando Maradona. En el documento expone que concurrió «en tres oportunidades» a la casa del country San Andrés, donde murió el ídolo nacional. El escrito fue presentado ayer por el abogado Julio Rivas, ante el juez de Garantías 2 de San Isidro, Orlando Díaz, ante el temor de que los fiscales agraven la calificación y pidan una detención por «abandono de persona seguida de muerte», con pena de 5 a 15 años de prisión. «No queremos que se impute una calificación mayor al solo efecto de lograr una detención», señaló el letrado.
Al devolver el expediente a la Fiscalía General de San Isidro, el juez Díaz les corrió vista a los tres fiscales a cargo, Laura Capra, Cosme Iribarren y Patricio Ferrari para analizar la postura ante el planteo de eximición de prisión. Fuentes judiciales indicaron que los fiscales están en una etapa preliminar de la investigación, en plena recolección de prueba y por ello no están en condiciones de definir la plataforma fáctica y menos la calificación.
A ocho días de la muerte de Maradona, los fiscales hicieron allanamientos en las casas y consultorios del neurólogo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov, presuntos responsables de la internación domiciliaria del ex jugador de la selección argentina. A ellos solo les leyeron los derechos y garantías como posibles imputados y les aclararon que aún no hay elementos para un llamado a indagatoria.

Pedido de eximición.
El juez Díaz tipificó la causa como «homicidio culposo», más allá de cualquier otra figura penal que pueda surgir con el devenir de la investigación. Ante esta indefinición, uno de los abogados de Luque se presentó ayer ante el juez y realizó una ampliación del pedido de eximición de prisión del neurocirujano. «Nuestro asistido nunca puso en peligro la vida o la salud de su amigo y paciente, fue él quien lo llevó a la clínica a hacerse un chequeo completo, y le ordenó la realización de una TAC», dice el escrito. El abogado afirma que a Maradona lo internaron para realizar un chequeo y que el resultado fue «un traslado a otra Clínica, ya que la TAC mostró un hematoma subdural y se decidió en forma conjunta una operación neurológica, la cual resultó exitosa».
«Fue trasladado a su casa con asistencia de personal de enfermería y ayudante terapéutico», explicó el letrado. Rivas afirmó que Luque «concurrió en tres oportunidades a su domicilio, para realizarle los controles post quirúrgicos». «Diego fue asistido también por una psiquiatra y un psicólogo para lo que todos aconsejaban su tratamiento que era de adicción. Nadie pudo imaginarse ni representarse que su corazón repentinamente fallara», remarcó el defensor. «Ninguno de los médicos, incluido el cardiólogo que efectuó los estudios pre quirúrgicos en la clínica Olivos, advirtió un riesgo de vida, todos apuntaron al síndrome de abstinencia», subrayó.

Dificultades para tratarlo.
Rivas sostuvo que «las propias hijas de Diego Maradona decidieron colocar a un clínico a cargo de la atención de su padre, y fue un clínico de la medicina prepaga quien concurrió a ver al paciente en su domicilio». Por otra parte, en el documento se responsabiliza al propio ex futbolista por las dificultades que se presentaban para tratarlo. «Fue Diego Maradona quien expulsó a dicho clínico, circunstancia que fue conocida por sus hijas y además público y notorio» argumentó el abogado. Por último, afirmó que «Diego Maradona decidía por sí solo y rompía constantemente los contratos tácitos con sus profesionales». Además, el abogado indicó que tanto la psiquiatra Cosachov como Luque concurrían a la casa para revisarlo. (Télam)