Consideraciones a tener en cuenta con los implantes mamarios

En las últimas dos décadas, aumentó sustancialmente el número de mujeres que se realizaron cirugías de implantes mamarios, por lo que los especialistas destacaron la importancia de tener en cuenta diversos aspectos la hora de elegir la mejor opción ante una cirugía de mamas.

Facundo Melgarejo, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, destacó que “el implante mamario es una de las cirugías plásticas más frecuentemente solicitadas, y la decisión de realizarla es muy importante”.

“Cuando se toma la determinación de llevarla a cabo, es esencial consultar al profesional adecuado y hay que estar completamente informado de las opciones. Entre los objetivos más comunes se encuentran: remodelar las mamas, aumentar su tamaño o restaurar las mamas luego de una lactancia prolongada. Con la aspiración principal de tener en cuenta el deseo real de la paciente”, afirmó Melgarejo.

El especialista advirtió que antes de considerar la posibilidad de realizar la intervención, “el cirujano deberá evaluar, cada caso concreto, la existencia de factores de riesgo como antecedente de enfermedades o cirugía mamarias, infecciones previas, consumo de ciertos fármacos, tabaquismo, dificultad de cicatrización de las heridas por parte del paciente”.

En cuanto a la duración del implante, el cirujano aseguró que “es probable que, en alguna etapa de la vida del paciente, sean necesarias cirugías adicionales debido a rupturas u otras complicaciones (ej. contractura capsular, la cual se asocia a dolor) o resultados estéticamente inaceptables (asimetría, tamaño insatisfactorio, arrugas, pliegues)”.

“El paciente debe saber que los implantes mamarios, independientemente del tipo que se utilice, no son permanentes y pueden requerir un recambio en algún momento de la vida”, comentó.

En otro orden, reconoció que “luego de la cirugía el paciente puede sentir dolor, de intensidad y duración variables”.

“Los dolores, también pueden producirse más adelante debido a una contractura capsular, por defectos en la ubicación o tamaño del implante, o por una inapropiada técnica quirúrgica. Caber aclarar que la sensación dolorosa es propia de cada paciente y no todos reaccionan de la misma manera al período post operatorio”, añadió.

Melgarejo también admitió que en el post operatorio “pueden ocurrir cambios permanentes o temporarios, que oscilan entre la pérdida de la sensibilidad del pezón y la mama, hasta la sensibilidad intensa” y agregó que “esta situación puede afectar la respuesta sexual pero tiende a mejorar con el tiempo. Pero es importante tener en cuenta que cada paciente posee sus propias particularidades, y en la mayoría de las ocasiones no se presentan este tipo de inconvenientes”.

¿Qué puede causar la ruptura del implante? ¿Cómo se detecta?

La ruptura puede ocurrir por alguno de los siguientes motivos:
Normal envejecimiento del implante.
Daño durante la implantación o durante la realización de otros procedimientos quirúrgicos.
Trauma u otra fuerza excesiva sobre el pecho.
Compresión durante una mamografía.
Contractura capsular.

El experto manifestó que “si se rompe un implante relleno de gel de silicona es probable que no lo noten el paciente ni el médico (ruptura silente)”, por lo que “es importante que el paciente implantado efectúe controles periódicos con su médico”.

“En caso de producirse la ruptura del implante, es necesario operar nuevamente y llevar a cabo el cambio correspondiente. Cabe aclarar que en la actualidad los implantes poseen un tipo especial de silicona de alta cohesividad, el cual impide que su relleno migre a otras partes del cuerpo, sin olvidar que en caso de que suceda ruptura, lo más común es que el relleno permanezca dentro de la cápsula que se forma alrededor del implante (cápsula periprotésica)”, enfatizó. (NA)

Foto: www.infobae.com