Corte independiente

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, resaltó que “no importan los cambios de Gobierno” porque el máximo tribunal “es una institución que funciona de manera independiente”, al tiempo que advirtió que es “necesario” que se cubran las vacantes.
Durante un brindis de fin de año convocado por el alto tribunal, Lorenzetti señaló que la Corte “hoy tiene cinco lugares y es necesario que se integren los dos lugares que faltan”, mientras que le envió un fuerte mensaje a la Casa Rosada, al advertir que “no hay ningún Gobierno que sea dueño del Estado social y de los derechos humanos”.
“Nos guían los principios y los valores y no las circunstancias electorales o los cambios de personas. La función de los jueces es ser guiados por la Constitución y las leyes, no por los cambios circunstanciales”, enfatizó Lorenzetti, tras destacar los fallos dictados durante el último año por el tribunal en distintas áreas “sin importar los cambios de Gobierno”.
Junto a sus pares Elena Highton y Juan Carlos Maqueda, ya que Carlos Fayt no asistió al brindis, Lorenzetti subrayó que éste año estuvo marcado por el calendario electoral y que en la Corte los cambios estuvieron dados por las muertes de Enrique Petracchi y Carmen Argibay; así como por las renuncias de Eugenio Zaffaroni y del mismo Fayt, que a sus 97 años se retirará a partir del 10 de diciembre próximo.
“No obstante estos cambios hemos hecho un esfuerzo institucional para que el tribunal dicte sentencias”, dijo Lorenzetti.