Inicio El Pais Créditos UVA: habrá suba escalonada

Créditos UVA: habrá suba escalonada

NACION PRESENTO UN PLAN PARA SALIR DEL DESCONGELAMIENTO

El Gobierno nacional anunció una salida escalonada al fin del congelamiento de los créditos UVA para evitar que a los deudores en febrero les llegue un aumento del 26 por ciento de la cuota tal y como estaba previsto en los contratos originales.
De esta forma, desde febrero y por doce meses, el Gobierno establecerá un mecanismo de convergencia de las cuotas correspondiente a los préstamos hipotecarios UVA que reparte el esfuerzo para actualizar los pagos entre las entidades financieras y los deudores.
En Santa Rosa hay un grupo de 28 familias que tomó créditos del plan Procrear y que se ajustan por el sistema Unidad de Valor Adquisitivo (UVA). Desde hace tiempo dieron a conocer públicamente esa situación y esperaban una respuesta ante la angustia por el notable aumento de las cuotas que sufrieron durante la gestión de Mauricio Macri.
El mecanismo que dispusieron María Eugenia Bielsa, ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, y Miguel Pesce, presidente del Banco Central, fue bautizado como esquema de convergencia de cuotas y funcionará de la siguiente manera: Considerando un crédito con una cuota de 12 mil pesos mensuales, el incremento del 26 por ciento previsto implicaría un salto en la misma hasta los $ 15.100 establecidos por la cuota contractual para febrero de 2020. En el marco del esquema de convergencia, la cuota se incrementará a $12.600 (+5%).
Si se considera el crédito máximo al que accedieron los beneficiados por el congelamiento, la cuota debería pasar de los $ 24.300 en enero a $30.700 en febrero (+26%). Con el mecanismo de convergencia, el monto a pagar en febrero será de $25.700 (+6%).
«La finalización del congelamiento establecido a partir del mes de agosto del 2019 por el gobierno anterior, implicaría un incremento del 26% por ciento en las cuotas. A fin de evitar un aumento tan pronunciado, se implementará un esquema de bonificación que distribuirá en un lapso de 12 meses el alza que debía imputarse a partir del mes de febrero», detalló el Central en un comunicado.

Aporte bancario.
Para garantizar este proceso de convergencia y en consonancia con el criterio del esfuerzo compartido establecido en la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, las entidades financieras aportarán un total de $1.411 millones durante el plazo de vigencia del mismo, según se informó.
También se decidió que en caso de que la cuota a pagar supere el 35% de los ingresos familiares acreditados por los deudores, las entidades financieras deberán establecer un esquema que atienda puntualmente estos casos.
Producto de las políticas crediticias implementadas por el gobierno anterior, el peso de los créditos hipotecarios UVA recayó, en su mayor parte, en los bancos públicos. El costo del congelamiento ($ 690 millones desde septiembre 2019 a enero 2020) se financió utilizando los fondos del fideicomiso Procrear, un instrumento originalmente diseñado para construir viviendas.
Según el relevamiento realizado por el Banco Central de la República Argentina, existen en la actualidad un total de 105 mil deudores hipotecarios UVA, de los cuales 95 mil corresponden a préstamos de hasta 120 mil UVAS y para vivienda única.

«Ganó el lobby bancario»
La medida anunciada por Nación no fue bien recibida por los deudores, quienes hoy en Buenos Aires se movilizarán al Banco Central mientras que en Santa Rosa se reunirán en la plaza San Martín desde las 18. Los hipotecados aseguran que «de ninguna manera es una solución de fondo». Aducen que el problema principal, que es que las cuotas y el capital se actualizan por inflación, seguirá estando, en un contexto de elevada inflación. No habrá, como esperaban algunos analistas económicos, una actualización por variación salarial. «No hay solución de fondo para los créditos UVA. El sistema no se toca. Los hipotecados estamos profundamente decepcionados», indicaron a través de un comunicado. Aseguraron que el mismo Alberto Fernández había hablado que la indexación era una estafa y usura. «Ganó el lobby bancario», agregaron.