Inicio El Pais Crisis: crean una mesa de trabajo bonaerense

Crisis: crean una mesa de trabajo bonaerense

PARA FRENAR EXODO DE PRODUCTORES

La crítica situación que atraviesa la zona de riego del Valle bonaerense a raíz de la crisis del río Colorado preocupa sobremanera a las autoridades del Corfo, que acordaron conformar una mesa de trabajo para buscar distintas soluciones al problema.
«En medio de un éxodo masivo de productores, en un contexto de una caída sostenida en el nivel del dique Casa de Piedra y con los pobres resultados que arrojaron las primeras nevadas en las altas cumbres, la provincia de Buenos Aires dispuso la creación de una mesa de trabajo para buscar una solución a la crítica situación», describió el diario bahiense La Nueva al publicar la información.
Desde la Corporación de Fomento del Río Colorado (Corfo) explicaron que dicha Mesa Coordinadora para el Desarrollo Socio-Productivo del valle Bonaerense buscará integrar a los diferentes actores del sistema productivo para concretar un plan de desarrollo integral a largo plazo; generar herramientas teniendo en cuenta las realidades de los diferentes actores del entramado socio-productivo, y evaluar medidas a corto, mediano y largo plazo, que atenúen el impacto de la escasez hídrica en la economía regional.
De las primeras reuniones que se llevaron a cabo participaron representantes de los municipios de Patagones y Villarino, el INTA, asociaciones de productores, Corfo, Consorcio Hidráulico y del ministerio de Desarrollo Agrario.
«Ante los pronósticos desalentadores en cuanto a nevadas y posibles caudales similares a los últimos años en el río Colorado, se consensuó intensificar la comunicación a los regantes, productores y comunidad en general para que cada uno tome las precauciones y/o medidas que considere más aconsejable para la producción agropecuaria bajo riego», destacó el informe periodístico.

Muy seco.
En tanto, se explicó que los pronósticos de nevadas marcan que es más que probable que se vuelva a repetir un año hidrológico seco o muy seco: se estima una acumulación de nieve que estaría en el rango de las nevadas de 2018 y 2019, es decir, entre 2.800 y 1.700 hectómetros cúbicos, respectivamente.
Estos valores son muy bajos y combinados con la escasa reserva en el embalse Casa de Piedra, anticipan un año de escasez de agua para riego en la región, señalaron.
Además, se advirtió que en caso de repetirse las nevadas del último año -uno de los peores registros en los últimos 100 años-, la situación productiva del valle sería muy complicada, con un inicio del período de riego sobre fines de septiembre, con menores dotaciones que la campaña pasada. La finalización del período de riego se daría a principios de febrero, lo que dejaría sin posibilidades la realización de algunos cultivos tradicionales o la necesidad de cambiar o adoptar otras prácticas y/o tecnologías.