Inicio El Pais Cristina bajó a su candidato para apoyar a Schiaretti

Cristina bajó a su candidato para apoyar a Schiaretti

UNIDAD EN CORDOBA

Cristina Kirchner no presentará listas de Unidad Ciudadana en Córdoba para contribuir al triunfo de Juan Schiaretti contra los dos candidatos de Cambiemos, los radicales Mario Negri y Ramón Mestre. El diputado Pablo Carro anunció en su cuenta de Twitter que no competirá para así contribuir a una caída del oficialismo nacional en su provincia y propiciarle un golpe mayor a Mauricio Macri. “Siempre sostuvimos que el objetivo principal de nuestro espacio es lograr que este 2019 sea el último año que el macrismo gobierne nuestros destinos. Dedicaremos todo nuestro esfuerzo y compromiso para construir la unidad que nos permita lograr el triunfo electoral en las elecciones nacionales de octubre de este año”, posteó el diputado.
La estrategia de la ex presidenta en Córdoba se alineó así con la trazada en el resto de las provincias y consiste en apostar a la unidad opositora para contribuir a derrotas de Cambiemos en cada rincón del país. En un proceso de demolición que tienen como objetivo que Macri llegue muy golpeado a Octubre. Sólo pide algunos lugares en listas legislativas nacionales o provinciales. “Apostamos a una gran unidad de todos los sectores de la oposición. Es un camino para que a partir del 10 de diciembre haya un nuevo gobierno”, insistían en su entorno.
Fue con ese objetivo que decidió no presentar candidatos propios en La Pampa, Santa Fe, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro y Tierra del Fuego. En Córdoba tardó en llegar, porque Schiaretti fue el único gobernador que no la llamó, confiado en ganar por la división de Cambiemos. Sí hubo contactos entre sus operadores y los de la ex presidenta que dieron sus frutos al filo del cierre de listas, con la fórmula del gobernador oficializada.
En las legislativas de 2017 Carro fue el candidato de Unidad Ciudadana, terminó tercero lejos con sólo 10 puntos, pero la lista de Schiaretti perdió 48 a 30 contra Cambiemos, liderado por Héctor Baldassi. Si bien la gestión del gobernador está valorizada y las encuestas que se conocen hasta vaticinan un triunfo, en el peronismo temen que el desgaste de 20 años en el poder pueda jugarle en contra.
Schiaretti es además el principal armador del peronismo federal y el miércoles recibió a Roberto Lavagna para exigirle que participe en las internas junto a Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa. Es un espacio en el que en la superficie, supuestamente nadie habla con la ex presidenta. (Lapolíticaonline.com)