Inicio El Pais Cristina denunció a Fernando de Andreis

Cristina denunció a Fernando de Andreis

ESPIONAJE ILEGAL: REUNION DE AGENTES DE AFI EN LA CASA DE GOBIERNO

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner denunció el martes la existencia de otra reunión en Casa de Gobierno, en 2016, entre el ex secretario general de la presidencia de Mauricio Macri, Fernando de Andreis, y agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) ahora investigados por supuestas maniobras de espionaje ilegal que habrían tenido a la ex mandataria como víctima.
A través de su abogado, Carlos Beraldi, la vicepresidenta denunció que algunos de los espías y ex espías investigados habían sido antes miembros de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, fuerza con la cual participaron de procedimientos realizados en el marco de la causa Hotesur, por la que fueron procesados la ex mandataria y sus hijos Máximo y Florencia.
De acuerdo con los registros, los ex espías Leandro Araque y Jorge «Turco» Saez -ahora investigados por espionaje ilegal- participaron como policías de procedimientos ordenados en el 2015 por el juez Claudio Bonadio.
En un escrito presentado ayer ante el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, a través de su abogado, la vicepresidenta -en su rol de querellante en el caso- pidió investigar la reunión ocurrida en 2016 entre los espías y de Andreis, que se sumó a otras informadas al juzgado el viernes último, informaron fuentes judiciales.
«Respetuosamente solicito que se arbitren todas las diligencias que resulten necesarias para constatar la información proporcionada» y «disponer las medidas correspondientes», pidió Beraldi en el escrito ante el juez que lleva adelante la investigación por presunto espionaje ilegal a funcionarios, ex funcionarios, políticos, periodistas y otras víctimas durante el macrismo.
La vicepresidenta se presentó como querellante en la investigación de una supuesta asociación ilícita que realizó maniobras de espionaje ilegal desde la AFI.

Reunión.
La reunión denunciada se habría concretado en 2016, de acuerdo a la información del registro de ingresos a la Casa Rosada a la que se accede a través del sitio web http://poderciudadano.org/quienes-ingresaron-a-la-casa-de-gobierno-en-los-ultimos-8-anos/ , según detalló el letrado.
Ese encuentro, según esos registros, tuvo lugar el 21 de enero de 2016 entre las 10.21 y las 13.04 en la sede de la Secretaría General de Presidencia de la Nación, cuyo titular durante la gestión de Mauricio Macri fue Fernando de Andreis.
Del encuentro formaron parte Javier Bustos y Jonatan Nievas, quienes según constancias de la causa judicial «habrían prestado funciones en áreas de inteligencia».
«Asimismo, por la coincidencia horaria, en este encuentro también habría participado, entre otros, Rodrigo Simón», un integrante de la Policía Metropolitana, se agregó en el escrito.
Según la información que consta sobre anteriores reuniones, se habrían concretado unas doce entre los imputados en el caso Leandro Araque, Facundo Melo y Jorge Sáez con la entonces funcionaria Susana Martinengo, quien estaba encargada del área de «Documentación» de Presidencia.

Alconada Mon.
Por otra parte, el periodista Hugo Alconada Mon brindó el martes detalles del espionaje ilegal que sufrió durante el gobierno de Mauricio Macri, tras presentarse ante el juzgado federal de Lomas de Zamora que lleva adelante esta investigación.
Alconada Mon, al hablar por FM 95,1, contó que fue convocado desde el juzgado a cargo de Federico Villena, quien investiga la causa de presunto espionaje ilegal donde le mostraron los documentos de la causa en la que fue víctima.
«La justicia me mostró lo que hay sobre el espionaje que desarrollaron en mi contra, donde me cuentan que en mi caso para no mencionarme por mi nombre jugaban con mi apellido y me decían `Anaconda´», relató el periodista.
Sobre el espionaje que sufrió relató que «fueron a La Plata para ver dónde vivo, rastrearon el domicilio de mis padres, que son dos jubilados mayores de 70 años, y luego hicieron un seguimiento de mi auto».
El periodista también indicó que desde el juzgado le hicieron escuchar audios donde los espías comentaban su presencia en los tribunales de Comodoro Py, e intentaban determinar qué jueces podrían ser fuentes para sus artículos.
«Intentaban cazar mis fuentes, con un eje en particular, que es lo que estaba publicando en ese momento que era el capítulo argentino del Lava Jato, con Gustavo Arribas (titular por entonces de la Agencia Federal de Inteligencia) y el primo de Macri Angelo Calcaterra», relató Alconada Mon.
«Esta no es la primera vez que me pasa, la diferencia es que esta vez todo quedó volcado en un expediente. Esto es un vicio del espionaje argentino desde hace décadas», resumió el periodista del diario La Nación. (Télam)