Inicio El Pais Críticas a la importaciones

Críticas a la importaciones

EMPRESARIOS CONTRA LA BAJA DE LOS PRECIOS MINIMOS

El secretario general de la Confederación General Empresaria (Cgera), Raúl Zylbersztein, advirtió que la reducción de aranceles de importación es una «invitación a la evasión» y reclamó medidas para «frenar el cierre de Pymes». El dirigente salió al cruce de versiones que indican que el gobierno eliminará el precio mínimo o valores criterio para importar calzados, que podría extenderse a otros rubros industriales.
Zylbersztein explicó que «el valor mínimo para la importación, se puso para evitar la subfacturación, porque los importadores ponen valores irrisorios en la mercadería para pagar menos impuestos». «Nosotros hemos chequeado por ejemplo los valores de las exportaciones en la aduana de China con destino a la Argentina, que cuando ingresan no coinciden y entran a mitad del precio», agregó el empresario del sector marroquinero.

Evación.
En declaraciones a NA, dijo que los precios mínimos «se pusieron para evitar el fraude impositivo y proteger el mercado interno, y son además una fuente de recaudación para el Estado». «Ahora con la muletilla de que hay que facilitar el comercio exterior, bajan los precios y cualquiera puede poner el precio que quiera y evadir impuestos», añadió. «Lo lamentable de esta situación por la que atraviesan las Pymes es que no hay nadie en la clase política que lo vea, no lo vemos en los partidos políticos en general, ni en el gobierno», señaló.
El dirigente de la Cgera reiteró que las pymes «están en una situación terminal, cerrando 50 empresas por día, y va a ser difícil que puedan volver a producir rápidamente por múltiples factores». Zylbersztein reclamó que la AFIP «pare con los embargos y el Banco Central deje de cerrar las cuentas por cheques rechazados, coyunturalmente hasta ver cómo resolvemos los problemas de fondo, porque estas son las cosas que precipitan el cierre de las empresas».

Salvataje.
El dirigente criticó que el gobierno «con nuestros impuestos le da un salvataje a la venta de autos importados y gastan mil millones de pesos para darle un subsidio a empresas extranjeras, y no buscan aliviarnos la carga para que no sigan cerrando empresas». «Nos apretamos todos para que el estado se lo de a empresas que giran los dólares al exterior, sin producir trabajo en nuestro país», añadió.
Explicó que la industria marroquinera «está trabajando al 40 por ciento de su capacidad instalada de las máquinas que quedan, tomando en cuenta que hay un stock que están siendo dadas en consignación por parte de las empresas que cerraron para que las vendan». Por último criticó que los partidos y el gobierno «hablan de las pymes como un eslogan de campaña y no ven que hasta el cambio de gobierno todavía vamos a tener que pagar quince quincenas y un aguinaldo y no sabemos como vamos a poder hacerlo». Consideró que «gane quien gane la recuperación va ser lenta porque a diferencia de la crisis del 2001 venimos con muchos años de caída, hay mucha desinversión y cierran empresas que no se volverán a abrir». (NA)