Definen hoy plan de lucha

METRODELEGADOS CONFIRMAN QUE SEGUIRÁN LAS PROTESTAS

Metrodelegados advirtieron que durante esta semana llevaran a cabo un plan de “medidas” si no son convocados a dialogar con la empresa Metrovías y funcionarios del Gobierno porteño.
El secretario adjunto de los metrodelegados, Néstor Segovia, y el secretario de prensa del gremio, Enrique Rositto, confirmaron que el gremio -que agrupa a un sector de trabajadores del subte y el premetro- seguirán con medidas de fuerza durante la semana.
“Hasta que no nos sentemos a arreglar paritarias va a haber medidas”, confirmó ayer por la mañana Segovia en declaraciones formuladas a radio Mitre.
El secretario adjunto de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (Agtsyp) condicionó de esta manera el fin de las protestas a que se constituya una mesa de diálogo para negociar paritarias que los incluya.
“Seguramente levantemos molinetes”, agregó Segovia al ser consultado sobre la modalidad que tomaría la nueva protesta.

Se define hoy.
Sin embargo, la continuidad del plan de lucha de los empleados del subte se definirá hoy en un plenario de delegados convocado para analizar la situación del conflicto que lleva más de un mes, en contra el “techo” del 15% de aumento salarial, después de una semana que quedó marcada por una huelga en todas las líneas por la detención de 16 trabajadores.
“Se va a hacer un plenario de delegados en la sede del sindicato donde concurrirán los 84 delegados de los 35 sectores que tiene el subte”, adelantó el secretario de prensa de la Agtsyp, Enrique Rositto.
“Vamos a hacer un plenario para saber cómo seguimos con nuestro plan de lucha”, anticipó y aclaró que la convocatoria a los delegados “es a puertas cerradas, porque se trata de una reunión interna”.
La última medida de fuerza que activaron los trabajadores del subte y el premetro fue el jueves, cuando liberaron molinetes en la línea H y entregaron folletos explicativos del conflicto del subte a los usuarios.

Reclamo.
Ese gremio reclaman ser parte de la negociación de las paritarias del subte, que ya cerró la UTA con el Ministerio de Trabajo porteño y con Metrovías. El incremento salarial que se rubricó el gremio que lidera Roberto Fernández es del 15,2% (en tres cuotas), alza que rechazan los metrodelegados, que tienen su personería gremial suspendida por un fallo de la Corte Suprema que ratificó una decisión de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.
Los metrodelegados se oponen a ese aumento salarial, porque sostienen que les traerá una “pérdida del poder adquisitivo” de los trabajadores, y reclaman por haber sido excluidos de la mesa de negociaciones, ya que sostienen que la Agtsyp es la representación sindical mayoritaria de la actividad. (Télam-NA)