Inicio El Pais Definen la situación del AMBA

Definen la situación del AMBA

POR EL CRECIMIENTO DE CASOS PODRÍAN VOLVER A FASE 1

El presidente Alberto Fernández, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se reunirán hoy para analizar el avance de los contagios de coronavirus y el nivel de ocupación de las camas de terapia intensiva en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA). El sábado, en declaraciones a radio El Destape, Fernández adelantó que ese encuentro será para «tomar una decisión» con relación al aislamiento social y obligatorio por la pandemia.
Si bien la actual etapa de cuarentena vence recién el 28 de este mes, el vertiginoso incremento de los contagios en AMBA decidió al Presidente a convocar hoy a Kicillof y Rodríguez Larreta a una reunión, de la que todavía se desconoce el horario. «Quedamos en vernos el lunes los 3 para tomar una decisión. Estamos en una situación muy complicada», dijo el jefe de Estado, para quien los vecinos de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano «se han relajado».
Fernández está a favor de «volver a la disciplina del inicio» de la cuarentena, a partir del aumento significativo de casos de Covid-19 detectados en la última semana y el porcentaje de ocupación de las camas de los hospitales del AMBA, que en el conurbano alcanza al 60%. El viernes último Kicillof y Larreta conformaron una mesa técnica entre ambas jurisdicciones para analizar día a día las camas hospitalarias ocupadas, la velocidad de la curva de contagios, la circulación social y la mortalidad.

Evitar la saturación.
Por su parte, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, afirmó «queremos ir administrando esta atención (sanitaria) para que en ningún momento se sature el sistema de salud y que no tengamos que elegir a qué argentino o argentina darle un respirador», enfatizó Kreplak. En ese marco, el viceministro de Salud bonaerense destacó que «con las medidas que hasta aquí se han tomado, hemos evitado tener 10 o 15 veces la cantidad de muertos que tenemos hasta este momento».
«No es este el momento para pensar ´me agoté de la cuarentena ´ y salir a la calle, pensando que nada me va a pasar. Este no es el momento para impulsar esas ideas. No tiene coherencia, cuando empiecen a bajar los casos discutimos y analizamos cómo liberar más actividades», resaltó Kreplak. Además, indicó que «estamos entrando al mes de julio y asistimos cómo aumentan los números de contagios, por lo que impulsar la idea de hartazgo de la cuarentena es jugar a la ruleta rusa».
«En la provincia de Buenos Aires no estamos cerca de un colapso sanitario por cómo se encuentra nuestro sistema de salud. La cercanía del colapso no es por el uso o por la variable de la ocupación de camas, sino por la tendencia en la velocidad del crecimiento de casos», explicó.

Armar el sistema de salud.
Kreplak se refirió a «la crisis gravísima» con la que encontraron la salud pública bonaerense al asumir el mandato, y resaltó que al poner un «freno» a los contagios por coronavirus con la cuarentena se pudo «reorganizar la demanda del sistema de salud». «Si no hubiéramos puesto ese freno que nos permitió reorganizar la demanda del sistema de salud, terminar las obras y abrir nuevos hospitales, comprar tecnología y equipamientos, contratar equipos. Era un plan que teníamos para desarrollarlo a lo largo de los años de gestión y hubo que hacerlo en 2 meses», apuntó. Por último, afirmó que la cuarentena «permitió armar el sistema de salud», ya que sin el aislamiento social y obligatorio «hoy seríamos San Pablo (Brasil) o Nueva York (Estados Unidos)».

Los fallecimientos pasaron los 1000.
Argentina paso ayer los 1.000 fallecimientos por coronavirus, lo que generó preocupación en los especialistas, pero el país se mantiene todavía, con una tasa de 2,23 muertes cada 100.000 habitantes, lejos de los primeros puestos de las estadísticas del virus a nivel mundial, que encabezan países como Bélgica, el Reino Unido, Italia y España o en nuestra región Perú, Brasil y Chile. Con un total de 42.785 casos confirmados y 1.011 decesos (ayer fallecieron 19 personas y se confirmaron 1.581 casos), la tasa de letalidad en Argentina es 2,4%, con 2,23 muertes por cada 100.000 habitantes, informó el Centro de Estudios de Coronavirus de la Universidad de Medicina John Hopkins de Estados Unidos que estudia la situación del virus a nivel mundial.
«En relación a otros países, y con nuestros problemas y dificultades, en Argentina mantenemos una cifra chica de muertes con respecto a la cantidad de habitantes. Hay provincias que no tuvieron muertos», dijo el infectólogo Lautaro de Vedia. «Nunca es un éxito si hay un solo muerto», afirmó y advirtió que «ahora viene la parte más brava porque estamos creciendo en casos en el AMBA, las terapias van a estar más apretadas». «Es importante reducir el número de casos totales. Hay que insistir con el tema del aislamiento, que sé que es complejo, pero no nos queda otra», recomendó.
Por su parte, la infectóloga Laura Barcán reconoció que en Argentina «la mortalidad sigue siendo baja con respecto a otros países, ya que tenemos 2,23 cada 100.000 habitantes». «La mortalidad es baja porque hay mucha vigilancia activa de gente de bajo riesgo», afirmó y precisó que «la edad es uno de los factores de riesgo más importantes, son los mayores de 75 años los que tienen una mortalidad más alta en Argentina».
«Estamos en un aceleración de los casos en el AMBA, debido al aumento de la vigilancia activa, que es ir a testear a los barrios, y por una mayor transmisión del virus en la comunidad, por eso a la mínima ruptura del aislamiento se corren riesgos», advirtió Barcán. (Télam/NA)