Inicio El Pais Denuncian violaciones en un sanatorio

Denuncian violaciones en un sanatorio

MUJERES HABRIAN SIDO ABUSADAS BAJO EFECTOS DE LA ANESTESIA

Una mujer que el jueves se sometió a una intervención quirúrgica en el Sanatorio Güemes del barrio porteño de Palermo denunció que fue violada mientras estaba bajo los efectos de la anestesia, y con ella son tres las víctimas de violencia sexual identificadas en ese centro asistencial desde agosto del año pasado. Por el hecho un camillero fue detenido e imputado por «abuso sexual doblemente agravado», desde el Juzgado Criminal y Correccional Nº 19 a cargo de Diego Slopski.
«Hace aproximadamente un año que están llegando denuncias de mujeres de distintas edades y características que no se conocen entre sí, pero todas relatan irregularidades con el anestesista y que cuando recobran el conocimiento tras una intervención quirúrgica, se encuentran con lesiones vaginales, anales, hematomas y un dolor terrible», contó Raquel Hermida Leyenda, abogada de las tres víctimas.
En el último episodio el ataque resultó aún más evidente ya que la víctima se despertó ensangrentada por un desgarro en su zona genital y tuvo que recibir atención médica específica. Como aún se encuentra convaleciente por una cirugía, la mujer permanece internada en el sanatorio con custodia de la Policía Federal y ayer ratificó su denuncia. «Lo llamativo es que el abusador no sólo busca inconsciencia de las víctimas, sino que busca dañarlas y, dado que los abusos se producen después de las intervenciones, el riesgo es mayor y pone en riesgo el resultado de la cirugía» agregó la letrada.
Hermida agregó que esta misma mujer habría sido abusada en una intervención quirúrgica anterior a la que fue sometida en el mismo sanatorio, en noviembre del año pasado. «Pasó por tres intervenciones a raíz de un accidente y ahora se da cuenta que de la segunda intervención salió de la misma manera, con lesiones».

Una o dos personas.
Se presume que los abusos serían cometidos «por una persona con mucha fuerza física o por dos personas» dado el peso de los cuerpos en situación de inconsciencia y «en un lugar ubicado al costado del quirófano» donde se recuperan quienes salen de una cirugía. En cuanto a las víctimas, sus perfiles «son bien diferentes» en cuanto a contextura física, estrato social y aspecto, y sus edades oscilan entre 27 y 45 años.
En las dos causas anteriores la investigación se encuentra estancada porque «fueron adulteradas» las grabaciones de video registradas durante la operación. «Nadie habla porque hay miedo de perder el trabajo y eso exige que haya una persona con poder controlando que nadie delate. Si el responsable fuera sólo un camillero, ya habría saltado» advirtió la abogada, quien también denunció un estado de indefensión de las víctimas en el sanatorio:; la mujer denunciante «necesitaba una medicación especial para su lesión genital y le dieron una receta para que la fuera a comprarla ella misma, siendo que estaba internada y sola», agregó.

Sanatorio sospechoso.
Desde el Sanatorio Güemes aseguran que el establecimiento colabora con la Justicia. «Tanto en los casos previos como en éste, el sanatorio se puso a disposición de la justicia y aportó los materiales solicitados, como historias clínicas y videos de las cirugías» dijeron. También informaron que el camillero detenido ya «fue desvinculado» y manifestaron dudas sobre la relación entre las tres violaciones. «En los casos anteriores el presunto abusador era un anestesista que estuvo en las cirugías compartiendo quirófano con cuatro profesionales femeninas y ninguna corroboró dichos de las denunciantes» explicaron.
La investigación del primer caso recayó en la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 23, de Marcelo Retes, y el Juzgado en lo Criminal y Correccional Nº 47 a cargo de Mónica Berdión de Crudo.
(Télam)