Inicio El Pais Denunciaron 40 travesticidios

Denunciaron 40 travesticidios

ORGANIZACIONES MARCHARON POR POLITICAS PUBLICAS PARA LAS IDENTIDADES DISIDENTES

La marcha que fue de Plaza de Mayo al Congreso en el día del Orgullo tenía poco de festiva, más allá de los colores del arcoíris. La encabezaba una bandera negra: Marcha Plurinacional contra los travesticidios y transfemicidios. «Mientras en el mundo se conmemora el orgullo, en Argentina nosotres, la población travesti trans, marchamos para pelear por nuestras vidas. Este año hubo 40 travesticidios y transfemicidios», dijo a Presentes Alba Rueda, desde la comisión organizadora de la 4ta marcha que se realiza en la Ciudad de Buenos Aires.
La cifra es la que manejan las organizaciones para los primeros seis meses del año, porque no existen datos oficiales al respecto. De esos 40 travesticidios, cuatro fueron asesinatos y el resto, travesticidios sociales: muertes por violencia estructural. Léase: falta de acceso a derechos: salud, educación, trabajo.
«Hoy sabemos que les compañeres trans mueren especialmente por motivos evitables. Esto tiene que ver con falta de políticas públicas, con la desidia del Estado frente a la población trans y sus consecuencias. Por cada año de ausencia de políticas públicas, se incrementa la mortandad en nuestras generaciones», agrega Rueda desde la comisión.

Plurinacional.
La 4ta Marcha fue Plurinacional «porque reconocemos la coexistencia de nuestrxs hermanxs de diferentes naciones, etnias, sus interculturalidades y denunciamos que sobre ellas se agrava la violencia», expresó la activista Violeta Alegre.
«Lo de ayer fue un hecho histórico. Porque si bien hay distintas corrientes políticas del activismo travesti trans, desde la columna de la 4ta Marcha Plurinacional se ha hecho algo que no hubo en las anteriores: hemos sido lo suficientemente maduras para entender que hay que dejarle las voces a las juventudes trans, masculinidades trans y demás identidades. Hemos roto con el personalismo de las marchas. Alguna vez Diana Sacayán dijo que si la lucha no es colectiva termina en soledad. Las otras marchas recogieron la pertenencia partidaria que nuestro documento no tenía. El documento de la marcha oficial habló del aborto seguro y gratuito, habló del acceso a la salud, del trato digno identitario y del Poder Judicial como un poder anquilosado», dijo la activista Lara Bertolini.

Infancias sin violencia.
A diferencia de otros años, donde travestis y personas trans formaban el grueso de la convocatoria, esta vez miles de personas cis (aquellos individuos cuya identidad de género coincide con su biología sexual) se sumaron al reclamo. Además de las agrupaciones de la diversidad sexual estuvieron otras organizaciones sociales, feministas y algunas agrupaciones políticas. Fue la marcha contra los travesticidios y transfemicidios más grande que haya tenido la Ciudad de Buenos Aires. Se estima que participaron más de 5000 personas.
Las familias de niñes trans también marcharon con sus banderas. Gabriela Mansilla -la madre de Luana, la primera nena del país en lograr su dni de cambio registral- de Infancias Libres, iba al final de la columna, bailando y cantando, con la mezcla de alegría y preocupación que se vive en los hogares de niñeces trans. Sus banderas llevaban sus principales reclamos: derechos para niñes y adolescentes trans, infancias sin violencias ni discriminación.

Diana y Lohana.
Cada tanto, entre la multitud surgía el grito por las que ya no están. «Diana Sacayán, Lohana Berkins presente, ahora y siempre». Y también los nombres de Azul Montoro, Marcela Chocobar, Laly Heredia, y otras compañeras asesinadas en los últimos años.
«Por cuarto año nos organizamos, y hoy, en el marco de los 50 años de Stonewall, es urgente visibilizar los asesinatos de travestis y trans. Ante el avance de los discurso de odio del heteropatriarcado, tomamos las calles», dijo la activista Florencia Guimaraes. «Estamos en esta 4ta. Marcha para exigirle al Estado el cumplimiento de políticas públicas específicas. Para interpelar y convocar a toda la sociedad para que nuestras muertes no queden impunes y, sobre todo, para obtener un duelo público», dijo Claudia Vasquez Haro, presidenta de Otrans Argentina y de la Convocatoria Federal Travesti y Trans. (Tiempoar.com.ar)