Inicio El Pais Denunciaron al juez Borinsky

Denunciaron al juez Borinsky

MANTUVO AL MENOS 15 ENCUENTROS CON EL EXPRESIDENTE

El viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, evaluó ayer que los jueces y fiscales que visitaban a Mauricio Macri durante su gestión son los «espadachines» de la persecución judicial desplegada por Cambiemos contra Cristina Fernández de Kirchner, mientras el Consejo de la Magistratura recibió una nueva denuncia por esas visitas, esta vez del camarista federal Mariano Borinsky. «Lo que ha tornado irregular esta situación es que estos jueces y fiscales intervinieron para garantizar la impunidad de Macri y son los espadachines de la persecución contra Cristina Fernández y parte de su Gobierno», dijo ayer Mena en radio La Red. El funcionario intervino así en el escándalo judicial que tiene como protagonistas a jueces y fiscales que visitaban al entonces presidente Macri en la Casa Rosada y en Olivos, poco antes de emitir resoluciones o fallos en causas que involucraban a dirigentes de la oposición.

Hornos.
Es el caso del presidente de Casación Federal, Gustavo Hornos, que aceptó haberse entrevistado al menos seis veces con Macri entre 2015 y 2018 y de Borisnky que mantuvo al menos quince encuentros con el expresidente, según consta en registros entregados por la Casa de Gobierno ante un pedido de la organización civil Poder Ciudadano. Ante estas revelaciones, el abogado de la vicepresidenta Cristina Fernández, Carlos Beraldi, anticipó ayer en declaraciones a Radio Nacional que pedirá la nulidad del juicio oral por el memorandum con Irán, en base a la intervención en el proceso de Hornos y Borinsky, sospechados de dirigir sus sentencias.
«Es la punta del iceberg -señaló Beraldi- vamos a ver muchas otras circunstancias que va a profundizar la investigación» de las relaciones entre funcionarios de la justicia y el gobierno macrista. Por otra parte, Beraldi adelantó que hoy hará el planteo de nulidad y pedirá también que dicho pedido se tramite en forma oral y pública. Asimismo, en diálogo con El Destape Radio, dijo que las visitas a la Quinta de Olivos «muestra la grave situación en la que estuvo el Poder Judicial durante casi cinco años».

Actas.
Mientras la investigación sobre Hornos avanza en el Consejo de la Magistratura, ayer llegaron a la Comisión de Disciplina y Acusación las actas de las reuniones en las que Borinsky aceptó frente a sus colegas las visitas a Macri y quedó radicada una nueva denuncia. La iniciativa fue del abogado Marcelo Hertzriken Velazco, quien observó en la conducta de Borinsky «venalidad» y un «sin número» de faltas a sus obligaciones como juez.
El querellante señaló que estas reuniones, que en algunos casos incluían partidos de pádel, tuvieron «coincidencia temporal con la adopción de temperamentos procesales gravosos en perjuicio de líderes de su oposición política». La necesidad de investigar estas visitas tiene consenso en el ámbito judicial, incluso entre los jueces y las instituciones que los representan.

Magistratura.
Por otra parte, el titular de la Asociación de Magistrados, Marcelo Gallo Tagle, dijo ayer en ese sentido que «se justifica hacer una investigación sobre este punto por el canal que corresponde, que es el Consejo de la Magistratura». A su vez, remarcó a El Destape Radio: «Ignoro lo que ocurrió, pero habría que permitir que se expresen (los magistrados denunciados) y, a partir de allí, sacar las conclusiones con toda la ecuanimidad y firmeza que corresponda».
Además de Hornos y Borinsky, en el registro de ingresos y egresos de Casa Rosada y Olivos, también figuró como visita el fiscal Raúl Pleé, quien hasta el momento no brindó explicaciones sobre esas reuniones, como sí lo hicieron ante sus colegas los magistrados de Casación Federal. (Télam)