Deportarán a extranjeros

LIBERAN A 4 DETENIDOS POR INCIDENTES EN EL CONGRESO

El Gobierno aseguró ayer que espera que los cuatro extranjeros detenidos en el marco de los incidentes frente al Congreso sean deportados “lo antes posible”, por lo que Migraciones ya inició el trámite administrativo de expulsión.
En conferencia de prensa junto a Patricia Bullrich, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, detalló que el Gobierno se puso en “contacto” con la Justicia para que se realice un “juicio abreviado” sobre los extranjeros detenidos y así poder apurar su expulsión.
“Ya estamos en contacto con el juez y el fiscal para tener un juicio abreviado y poder deportarlos lo antes posible”, resaltó el funcionario nacional, tras ser consultado sobre el pedido que hizo el jefe del bloque Justicialista del Senado, Miguel Ángel Pichetto, para que los detenidos fueran echados del país cuanto antes.
Los extranjeros en cuestión son Baran Anil, un ciudadano turco de 27 años; Luis Fretes, paraguayo de 36; y los venezolanos Felipe Puleo Artigas, de 31, y Víctor Puleo Artigas, de 23.
En la conferencia que tuvo lugar en Casa Rosada tras una reunión de Gabinete, Bullrich indicó que “lo más probable” es que los extranjeros “sean expulsados del país por Migraciones”.
“El turco y los venezolanos no son ciudadanos argentinos. Justo estaban por vencer sus posibilidades de seguir en el país como turistas. Todavía están bajo la Justicia, pero ya hablamos con el director de Migraciones (Horacio García) y lo más posible es que sean expulsados del país. Que vengan a la Argentina, los reciban con buena onda y estén generando estas acciones violentas, no va”, señaló la ministra.
Además, Bullrich detalló que el detenido de nacionalidad turca “no tenía antecedentes” y los venezolanos tampoco, aunque aclaró que muchas veces no se puede acceder a las bases de datos de ese país.
En el caso intervino la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas número 15, a cargo de Federico Tropea, por los delitos de “atentado y resistencia a la autoridad, lesiones y daño”.
La Dirección de Migraciones ya inició el trámite administrativo correspondiente a la expulsión del país, aunque para ello se requiere de la Justicia, que debe determinar si los extranjeros fueron culpables de un delito o no, por eso el juicio abreviado.
Actualmente, está vigente el decreto 70/2017, que firmó el presidente Mauricio Macri, para que Migraciones pueda agilizar deportaciones, rechazar ingresos de personas con antecedentes y quitar residencias.

Detenidos.
Los cuatro extranjeros fueron liberados el jueves a la madrugada, al igual que el resto de los detenidos -en total 27-, sin prestar declaración indagatoria, algo que seguramente ocurrirá la próxima semana, y se espera que el fiscal pida las cámaras de la zona para intentar determinar cómo sucedieron los hechos.
Dirigentes sociales y políticos se acercaron a la Comisaría 10 de Floresta, donde estaban alojados los detenidos, para reclamar por su libertad.
Allí estuvieron la dirigente de Madres de Plaza de Mayo Nora Cortiñas; el líder de Suteba, Roberto Baradel; el secretario general de UTE, Eduardo López; el jefe de la CTEP, Juan Grabois, la legisladora porteña del PTS Myriam Bregman; la diputada del FpV y referente de Nuevo Encuentro Gabrila Cerruti; y el economista Claudio Lozano.
Entre los detenidos estaba el director de la revista La Garganta Poderosa, Ignacio Levy, que tras quedar libre denunció una “cacería humana”, al tiempo que responsabilizó por la situación al secretario de Seguridad porteño, Marcelo D Alessandro.
“Ese presupuesto no se sostiene si no hay con palos, con balas y con represión. Este presupuesto no trae pan, ni trabajo ni paz”, lamentó el dirigente social, que explicó que fueron atacados por la policía cuando se la marcha se desconcentraba.

Pichetto apoya expulsión.
El jefe del bloque peronista del Senado, Miguel Ángel Pichetto, se mostró a favor de que los extranjeros detenidos durante los incidentes registrados en las inmediaciones del Congreso “estén listos para salir del país”.
“Espero que los cuatro extranjeros, los dos venezolanos, el paraguayo y el turco (que fueron detenidos) ya estén en el Departamento de Migraciones listos para la salida del país. Un país en serio debería actuar así”, dijo Pichetto, quien lamentó que el debate por el proyecto de presupuesto se haya convertido en un “hecho preinsurreccional”.
El legislador aclaró que no tiene “ninguna mirada xenofóbica”, al tiempo que la llegada de inmigrantes venezolanos “por esta visión alegre que tiene el Gobierno en la que han entrado más de ochenta mil”.
Por otra parte, en declaraciones periodísticas el senador cuestionó a los sectores que buscaron “convertir el tratamiento de una ley de Presupuesto en un hecho casi preinsurreccional”.
Señaló que “en Argentina es una gran estupidez” actuar así y que “nunca he vivido imágenes como las que se viven adentro de la Cámara de Diputados”.
“Es inadmisible, esas acciones y esas características que la Cámara de Senadores no repite”, advirtió.
Además, lamentó: “Nuevamente aparecen estos sectores violentos de la izquierda argentina y algunas combinaciones con algunos partidos que tienen representación institucional a los que les gusta alentar el fuego”.
Pichetto dijo que llamó al ministro Frigerio, para advertirle que el operativo de seguridad tenía “falencias”. (NA)