Inicio El Pais Derogarán el decreto que permitía traer basura al país

Derogarán el decreto que permitía traer basura al país

ANUNCIO CABANDIE

El decreto del año pasado que habilita la importación de basura, que será derogado por el gobierno según manifestó ayer el ministro de Ambiente, cambió las condiciones para el ingreso de residuos al país por lo que las organizaciones dijeron que es una regresión en materia ambiental. «Es indigno y un descalabro permitir la importación de basura, no hay ninguna razón para importar residuos, por eso en los próximos días se va a derogar el decreto», dijo ayer el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, al referirse al decreto 591/2019, firmado por el ex presidente Mauricio Macri.
El decreto cambió las condiciones para permitir el ingreso de basura en el país al modificar la reglamentación vigente, ya que elimina ciertos requisitos que se le pedía a los países emisores. «Flexibiliza los requisitos al quitar el certificado de inocuidad, algo que se considera una regresión en materia de derecho ambiental. Abre la puerta a que pueda entrar cualquier tipo de basura», explicó Leonel Mingo, uno de los coordinadores de Greenpeace Argentina en la web de la organización.

Residuos urbanos.
Según el último informe del Estado del Ambiente, actualizado en 2017, en Argentina se genera un promedio de 45.000 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos (RSU), lo que equivale a una tonelada de basura cada dos segundos. Según la información del Ceamse, que sólo opera a la zona metropolitana de Buenos Aires, el 40% de los residuos corresponde a material orgánico; el 14%, a papel y cartón; y el 13% son plásticos. El resto de los materiales son vidrio, residuos textiles y metales, entre otros.
«Las potencias centrales como Estados Unidos y otros países europeos buscan introducir sus residuos en nuevos mercados, casi siempre países en vía de desarrollo con este tipo de eufemismos», advirtieron desde Greenpeace.

Aspectos.
El texto del decreto 591/2019 flexibilizó las restricciones para el ingreso de «rezagos de papel y cartón, chatarra ferrosa, chatarra de aluminio, desechos de material plástico y vidrio roto, cascote y plásticos» que pudieran ser «insumo para un proceso productivo o como producto de uso directo».
Desde Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), aseguraron que el decreto «no toma en consideración aspectos sociales y ambientales claves, ni ser resultado de un debate amplio, y deja un riesgoso margen de discrecionalidad a las autoridades involucradas». «Cuando se trata de la gestión de residuos, un tema de suma complejidad y en torno al cual cualquier decisión debe ser tomada de manera integral, con consideración no sólo de los aspectos netamente económicos sino, en igual medida, de los sociales y ambientales», agregaron en su web.

Propuesta.
En ese marco, Cabandié dijo ayer que «están preparando una propuesta superadora con respecto al tratamiento de la basura porque somos bastante medievales con el tratamiento de la basura; tenemos 5 mil basurales a cielo abierto en todo el país». «Expandir la economía es prioridad, pero no de cualquier forma. Tenemos que sentar bases para no seguir destruyendo nuestro ambiente que es el lugar donde vivimos», advirtió. (Télam)