“Desbaratamos la desestabilización”

SBATTELLA CRITICO A LOS QUE ESPECULAN CON EL DOLAR

El titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José Sbattella, afirmó ayer que con las últimas medidas y decisiones políticas adoptadas por el Gobierno “se quebró la expectativa devaluatoria” que algunos sectores pretendían instalar, y sobre los mismos opinó que “están muy nerviosos”.
Sbattella destacó que “el precio del dólar ilegal fue convertido en ícono de la gobernabilidad por medios opositores”, pero puntualizó que “el Gobierno respondió con el poder de policía del Estado y desbarató la desestabilización”.
En una nota de su autoría publicada por el diario Tiempo Argentino, el funcionario señaló que “las recientes acciones del Estado redujeron el valor del dólar de contado con liquidación, utilizando el poder de policía de los distintos organismos ligados a las actividades financieras, ahora coordinados y actuando simultáneamente en todo el territorio nacional”.
“La operatoria fue promovida por medios opositores y se utilizó para fugar dólares, básicamente a Estados Unidos, ya que permite comprar acciones o bonos con pesos en Argentina por medio de un Agente de Bolsa, luego venderlos en Nueva York y dejar los dólares depositados allá. La operación inversa también posibilita ingresar dólares y transformarlos en pesos al valor que es acordado por los agentes de Bolsa locales”, precisó el titular de la UIF.
Remarcó que “ese valor es el de referencia para el dólar ilegal, y forma parte de la operación consistente en elevar su precio continuamente para inducir a la población a comprarlo, ya que las expectativas promovidas son a la suba”.
Así advirtió que “el sistema violenta la estabilidad y empuja a la devaluación del peso, ya que al quedar retrasado el dólar oficial respecto del valor impuesto como el establecido por ‘la mano invisible del mercado’, se inicia el ciclo de espiralización”.

Cosecha.
Afirmó que “los sectores beneficiados en gran escala son los que retienen cosecha esperando precisamente una devaluación”, y añadió que “también los que sobrefacturan importaciones al obtener un doble e ilegal beneficio: consiguen dólares extras para fugar a guaridas fiscales y trasladar a costos internos el ficticio, y fraudulento, mayor costo”.
Sbattella indicó que “los que subfacturan exportaciones también ganan porque triangulan ventas, de manera que en Argentina se factura a un valor menor que el que paga el comprador, y en consecuencia liquidan menos dólares internamente quedando la ganancia depositada en guaridas fiscales”.
A su criterio, “el problema se agrava cuando las operaciones se hacen por conglomerados integrados internacionalmente, donde estas operaciones se hacen utilizando los ‘precios de transferencia’ que son definidos arbitrariamente por el administrador centralizado del grupo”.

Operaciones.
“Por operaciones de evasión, elusión y fraudes contables se fugaron U$S 92 mil millones desde 2003, un aporte más que significativo al sistema global de lavado de dinero”, sostuvo el funcionario, quien remarcó que “la implementación del sistema antilavado que culminó con la salida del país de la lista gris de países del GAFI, luego de la visita in situ del grupo de evaluadores internacionales, cierra un período de lagunas informativas que no permitían identificar el origen de los fondos ni los beneficiarios en última instancia de las rentas financieras”.
Así puntualizó que “hoy existe una matriz de riesgo que recibe la información de 40 mil sujetos obligados por la legislación vigente y que abarca todas las actividades ligadas a la circulación del dinero”.
Asimismo, destacó que “se aplicaron sanciones monetarias y se clausuraron las operaciones de algunos operadores en infracción en distintas regiones del país”, y concluyó que “se quebró la expectativa devaluatoria”. (Télam)