Inicio El Pais Descubrió un intento de femicidio porque uno de sus alumnos faltó a...

Descubrió un intento de femicidio porque uno de sus alumnos faltó a una clase por Zoom

Una orientadora educacional que se acercó a una vivienda de Quilmes para asistir a un alumno que no se conectaba a las clases virtuales, se topó con una terrible escena cuando la madre del chico era apuñalada por su pareja, en una vivienda del partido bonaerense de Quilmes.

El episodio terminó con la mujer de 39 años y nacionalidad paraguaya internada en estado comprometido, mientras que el agresor, padre del alumno y de otro chico que también vive en la casa, fue detenido por la Policía.

El incidente se produjo a las 10 del lunes en Garibaldi al 1.100, de esa zona del sudeste del Gran Buenos Aires, lugar al que acudió la orientadora de una escuela de la zona, intranquila por la ausencia del alumno de los zoom de clases virtuales, informaron fuentes policiales.

Al llegar al lugar, la funcionaria se encontró con gritos y pedidos de auxilio, y llegó a ser testigo del ataque a puñaladas del hombre contra la mujer.

DETENIDO.

La orientadora alertó a la Policía, que arribó pocos minutos más tarde.
El agresor escapó del lugar, pero fue atrapado por los uniformados a los pocos metros.
El hombre, de 40 años y también nacionalidad paraguaya, fue llevado detenido a una comisaría de la zona.

En tanto, la mujer, con una herida profunda en el pecho y cortes en el rostro, fue llevada al Hospital Iriarte, de Quilmes, donde quedó internada en estado delicado.
En tanto, el menor, junto con su hermano, fue puesto en resguardo de familiares.

Efectivos policiales que ingresaron a la casa encontraron en una mesa de la cocina un cuchillo con manchas de sangre, que fue secuestrado y será sometido a pericias.
En el hecho tomó intervención la fiscal Karina Gallo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 4, del Departamento Judicial local.
La orientadora, llamada Flavia Angelino, sostuvo que al llegar al lugar, «no hizo falta que golpeara las manos, porque salió la mamá gritando y el padre con un cuchillo en la mano».

«Con la ayuda de vecinos llamamos a un patrullero que andaba en la zona. La mamá tenía la cara desfigurada», contó la agente educativa.

Angelino, dijo que el chico se comunicaba poco en la escuela y lo que pasaba en la casa «quedaba puertas adentro». (NA).

FOTO: SEMANARIO NOTICIAS.