Inicio El Pais "Desde allí se obtendrán todos los primeros datos"

«Desde allí se obtendrán todos los primeros datos»

ESTACION FUEGUINA, LA PRIMERA EN TENER CONTACTO CON SATELITE

La estación terrena de Tierra del Fuego para la observación y monitoreo satelital será la primera del país en tomar contacto con el satélite argentino SAOCOM1B, cuyo lanzamiento está previsto para el 25 de julio próximo en Estados Unidos, confirmaron funcionarios de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).
Las instalaciones ubicadas en el municipio de Tolhuin, en el centro geográfico de la provincia austral, cumplirán un rol «fundamental» durante las primeras horas del satélite nacional en el espacio, según explicó Luis Comes, gerente de la división estaciones terrenas de la Conae.
«La Estación Terrena Satelital (ETS) de Tolhuin es clave porque, por el tipo de órbita, el satélite será visualizado en primer término por una estación ubicada en Lima (Perú) y después por las antenas de Tierra del Fuego. Es decir que desde allí se obtendrán los primeros datos de telemetría dentro del país», detalló Comes.
El especialista mencionó que las primeras órbitas de un satélite recién lanzado son «las más críticas», por lo que para poder monitorear su desempeño en ese lapso de tiempo se planifica todo un esquema de contactos, en el que la base de Tolhuin cumple «una función muy importante», indicó.
Según precisó, la estación fueguina será comandada en ese momento de manera remota, desde el Centro Espacial Teófilo Tabanera de Córdoba, donde se encuentra el control central de la misión SAOCOM. «Habrá un comando remoto pero también tenemos personal en Tolhuin que realiza un mantenimiento de primer nivel y puede resolver cualquier contingencia que se presente», observó Comes.

Infraestructura.
La ETS de Tierra del Fuego cuenta con «infraestructura de avanzada» que incluye un sistema de respaldo de potencia con generadores eléctricos propios y conectividad por fibra óptica con un sistema de redundancia a través de radioenlace, lo que le permitiría afrontar cortes del suministro eléctrico o de la conexión a Internet.
«El lugar tiene una potencialidad muy grande por su ubicación, lo que aumenta la visibilidad de los satélites, tanto para misiones nacionales como para internacionales que se cubren a través de convenios con agencias espaciales de todo el mundo», destacó Comes.
Por esta especial característica, la ETS de Tolhuin fue bautizada por el ex ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, como el nuevo «faro del fin del mundo».
Las instalaciones incluyen dos sistemas de antenas de 15 metros de altura con reflectores parabólicos de 13,5 metros y 7,3 metros de diámetro, cubiertos por radomos que brindan protección contra la nieve y el viento, y que permiten recibir, procesar y almacenar la información generada por los satélites de observación de la tierra, tanto argentinos como extranjeros.
«No es usual el modo en que ha evolucionado la tecnología de la ETS fueguina. En Córdoba demandó más tiempo. Incluso hay equipamiento exclusivo del lugar como un sistema de recepción de banda Ka para satélites de órbita baja», completó el gerente de la Conae.

Primeros datos.
A través de la estación de Tolhuin, el país contará con los primeros datos de telemetría (similares al diagnóstico que un paciente recibe cuando visita al médico) para analizar parámetros como la temperatura, el estado de los paneles solares o las baterías del satélite lanzado desde Cabo Cañaveral.
El SAOCOM1B, que incorpora una compleja tecnología desarrollada en el país -el Radar de Apertura Sintética (SAR)- cuya señal de microondas puede atravesar las nubes y «ver» para captar imágenes de la superficie terrestre, aunque esté nublado, tanto de día como de noche, será puesto en órbita mediante un vector Falcon 9 de la empresa SpaceX. (Télam)