“Deseamos que le vaya bien”

EL GOBIERNO ESPERA VISITA DE BOLSONARO

El presidente Mauricio Macri invitó a su par electo de Brasil, Jair Bolsonaro, a visitar la Argentina en el corto plazo tras su triunfo de este domingo, mientras que el Gobierno de Chile ya confirmó que el primer destino internacional del líder del Partido Social Liberal (PSL) será su país y luego Estados Unidos.
En las últimas décadas se había convertido en tradición que la primera actividad internacional de los presidentes tanto de la Argentina como de Brasil fuera una visita a su principal socio regional: así lo hicieron Lula Da Silva y Dilma Rousseff, al igual que Néstor y Cristina Kirchner y el propio Macri, que incluyó además a Chile en su primer destino como presidente electo en diciembre 2015.
En la conversación telefónica que mantuvieron el domingo por la noche, Macri invitó a Bolsonaro a viajar a Buenos Aires: en caso de que suceda, podría hacerlo en el marco de la cumbre del G20 el próximo 30 de noviembre, a la que sí asistirá el actual mandatario brasileño, Michel Temer, indicaron fuentes oficiales.
Más temprano, el diputado Onyx Lorenzoni, uno de los hombres más cercanos al líder de la ultraderecha brasileño, también había confirmado a medios chilenos el viaje del mandatario electo a ese país: “Este es un compromiso que el presidente (Bolsonaro) había asumido con el presidente Piñera”, indicó Lorenzoni, quien tampoco especificó la fecha en que se producirá la visita.
El diputado adelantó además que el siguiente destino en la agenda de Bolsonaro será Estados Unidos, con el objetivo de entrevistarse con el presidente Donald Trump.

Sin confrontación.
Por otra parte, el Gobierno argentino prefirió no confrontar el lunes con el futuro ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, quien indicó que el Mercosur “no será prioridad” para la gestión de Bolsonaro.
“No voy a especular yo sobre lo que dijo otro ministro designado antes de que comience con su función. Hay un tiempo ahora para que cada una vaya formulando sus líneas de trabajo, y nosotros acompañar e interactuar”, señaló el canciller, Jorge Faurie, a La Nación luego de la entrega de premios Exportar, que estuvo a cargo del presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada.
Poco después, al exponer en comisión en la Cámara de Diputados, Faurie le deseó ayer a la tarde al presidente electo de Brasil que “le vaya bien” en su gestión y se negó a caracterizarlo ideológicamente porque, según señaló, no corresponde a su función.
“Los brasileños se expresaron masivamente a favor de la candidatura de Bolsonaro. No es de canciller de Argentina calificarlo porque no somos comentaristas de los medios de comunicación o de la televisión”, señaló al exponer en la comisión de Relaciones Exteriores y Culto, luego de que el legislador del Frente para la Victoria Guillermo Carmona le recordara que a comienzos de mes lo había caracterizado como de “centroderecha”.
“Nosotros siempre deseamos que a Brasil le vaya bien porque entendemos que en la medida en que le vaya bien, nos va bien a ir bien a nosotros”, agregó en respuesta a consultas de Carmen Polledo (PRO), Carmona (FpV) y Alejandro Grandinetti (Frente Renovador).
Consultado sobre la versión de que Bolsonaro no privilegiaría la relación con Argentina y con el Mercosur en general en la política exterior de Brasil, Faurie evitó adelantar una opinión y pidió “esperar los lineamientos” una vez que Bolsonaro inicie su gestión.
“Tenemos que saludar el hecho de que los brasileños eligieron un nuevo gobierno, con el cual compartiremos la gestión, siendo dos países vecinos que tenemos un nivel de integración extremadamente importante, no sólo en Mercosur sino en el tejido de relaciones económicas, políticas, sociales. Dejemos que a quienes son ministros designados del presidente Bolsonaro los vayamos conociendo”, sostuvo Faurie. (NA)