Desempleo: Gobierno relativiza alza

EL MINISTRO DE HACIENDA, NICOLAS DUJOVNE, ASEGURO LA SUBA "ES ESTACIONAL"

El miércoles, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) hacía público que la tasa de desempleo se disparó al 9,2 por ciento en el primer trimestre del corriente año, lo que representa un alza del 1,6 por ciento respecto al último trimestre del año anterior.
El dato oficial refleja también que cerca de 290 mil personas perdieron su empleo entre enero y marzo últimos.
No obstante, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró en el día de ayer que esa suba de la tasa de desempleo “es estacional” y vaticinó que los datos mejorarán en la próxima medición. “La baja del primer trimestre tiene que ver con la estacionalidad básicamente en dos sectores: enseñanza y comercio y transporte y hoteles”, precisó el funcionario, informó el sitio web Diario Registrado..
Que el sector “transporte y hoteles” figure entre los sectores con mayor caída del empleo -como dijo el ministro- no se condice con otro hecho revelado por el Indec: que el mayor deterioro se observó en el conurbano bonaerense, donde el desempleo ascendió a 11,8 por ciento, transformándose en la región del país con peor situación laboral.
Sin hacerse cargo de las 1.656.000 personas que al término del primer trimestre del estaban sin trabajo, Dujovne dijo que “la tasa de empleo todos los primeros trimestres cae contra el cuarto del año anterior”, y en entrevista con el diario El Cronista añadió que “en términos interanuales, estaríamos con una baja”.

Artana.
El economista Daniel Artana consideró ayer que el desempleo creció “porque hay un poco más de gente buscando trabajo”, y aseguró que “no se pueden esperar grandes cambios” en el mercado laboral.
“El desempleo aumentó porque hay un poco más de gente buscando trabajo. Además se registró una caída del empleo formal. La economía se está recuperando pero a un ritmo muy lento y el consumo no acompañó este crecimiento”, señaló.
En declaraciones a radio El Mundo, Artana estimó que “no se pueden esperar grandes cambios en el mercado laboral, porque el crecimiento de la economía es muy modesto”.

CTA.
Más de 1.600.000 personas se encuentran desocupadas en la Argentina y en el gran Buenos Aires el porcentaje de gente sin empleo superó los registros en más de una década, según una estimación de la CTA nacional.
“Los datos de desocupación demuestran que después de un año y medio de ajuste sistemático aplicado por el gobierno de Mauricio Macri, el empleo está en caída libre”, indicó la central obrera que conduce Hugo Yasky.
Según el estudio, “por primera vez, en más de una década, el desempleo en el Gran Buenos Aires trepó a la alarmante cifra de 11,8%”.
Otras cifras revelan que la cara más dolorosa de la destrucción de los puestos de trabajo se registran en el Gran Rosario con 10,3%, en Mar del Plata con 10,4% y en el AMBA, donde también se horadó el piso de los dos dígitos, llegando al 10,9%.
“Las políticas de achatamiento salarial y desmoronamiento del poder adquisitivo de la población con ingresos fijos, en un contexto en el que conviven el flagelo de la recesión con la inflación, nos ha llevado a esta persistente escalada del desempleo”, alertó la entidad.

Empresas.
La inyección de optimismo para los negocios que suponía acarrearía el macrismo parece no ser tal: el 80 por ciento de las empresas no tiene planes para contratar nuevo personal, lo cual da por tierra con el “nuevo empleo” que pregona el Gobierno.
Según informó Manpower, ocho de cada diez firmas encuestadas no planea incrementar sus dotaciones durante el tercer trimestre del año; incluso el 5 por ciento pronostica nuevos despidos.
La encuesta de la consultora arroja un saldo positivo de contratación del 7 por ciento para el tercer trimestre de 2017, lo que representa un aumento de tres puntos porcentuales con respecto al trimestre anterior. Sin embargo, esa expectativa no se traduciría en contrataciones efectivas.
Las intenciones de contratación más sólidas se registran en el sector de Construcción, con una expectativa positiva del 15 por ciento, mientras que transportes y servicios públicos es el único sector que reporta un valor negativo del 2 por ciento, según da cuenta Ambito.com.