Después de dos décadas encontró a su madre biológica

PAMPEANA CERRO SU HISTORIA GRACIAS A LAS REDES SOCIALES

Ana Laura encontró a su madre
Ana Laura Alvarez nació en Santa Rosa en 1977 y hoy vive en la ciudad de Bariloche, hace unos días dio con el paradero de su madre. Sin embargo, “ella no quería encontrarme”, escribió Alvarez en Facebook.
La historia de la pampeana Ana Laura Alvarez es como la de muchas personas que nacieron la última dictadura cívico-militar en Argentina y hoy siguen luchando por encontrar a su padres. Ana Laura nació en Santa Rosa en 1977 y en la actualidad reside en la ciudad rionegrina de Bariloche.
A fines de enero de este año, publicó su historia en la red social Facebook y hace unos días encontró a su madre biológica. Sin embargo, en esta ocasión no hubo final feliz.
“Está a punto de terminar otro año… esta vez con buenas y malas noticias. La buena, encontré a mi madre biológica (es de Santa Rosa). Gracias a la ayuda de un montón de gente buena que me ayudó en mi búsqueda. La mala, lamentablemente ella no quería encontrarme y no puso nada de su parte para que nos demos una oportunidad, así que me rompió el corazón por milésima vez”, escribió Alvarez.
“Pero en fin, de todo lo malo, siempre se puede sacar algo bueno y es que tengo hermanos y tal vez ellos, cuando sepan que existo, estén dispuestos a que nos demos la posibilidad de conocernos y ver que pasa. Y como todo pasa por algo, y soy una persona positiva, me siento igual feliz porque por lo menos supe la verdad después de 39 años y estoy tratando de sacar lo mejor de esto. Gracias a todos los que me ayudaron y compartieron mi historia”, añadió.

La historia.
Allá por el estío de este año, Alvarez escribió su historia de vida en Facebook para pedir ayudar sobre el paradero de su familia biológica. “Estoy buscando a mi familia biológica, nací en noviembre de 1977 en Santa Rosa, La Pampa, en la Clínica Maternal Lagos. Según mi partida de nacimiento, soy hija de Francisca Esther Cavallotto (alias “Chocha” y de J. C. Alvarez (alias “Carlitos”), ambos fallecidos, y nací el 23/11 pero desde los 18 años, sé que ellos no son mis papás biológicos y no estoy segura si realmente nací el 23/11″, escribió ni bien inició su camino de la verdad.
“No tengo muchos datos concretos sobre mi nacimiento, solo se que estuvieron involucrados, mis padrinos (Alicia Martínez de Cavallotto y Juan Carlos Cavallotto) que fueron quienes “negociaron” con la partera, una doctora de apellido Miscoft, que vivía en la Avenida Luro, de Santa Rosa, como así también intervinieron en ese momento, en toda la historia, una tal Mabel de Alonso, que trabajaba en el Registro Civil de Santa Rosa, y era vecina en ese momento de mis padrinos”, recordó.

Padres adoptivos.
“Mis papás del corazón eran de Buenos Aires y supuestamente me fueron a buscar a Santa Rosa, cuando nací y me llevaron vivir a Buenos Aires hasta los 6 años, momento en el que regresé a vivir a Santa Rosa, hasta los 18 años. En la actualidad vivo en el sur. Mamá te estoy buscando desde hace mucho tiempo. No se si sabés que estoy viva, no se si sabés que soy nena, porque en muchos casos los médicos de esta clínica mentían a las mamás para quedarse con sus bebés. Si me diste o que pasó, pero realmente no me importa, no tengo ningún reclamo ni reproche, lo único que quiero es conocerte, saber quién soy y de dónde vengo, si tengo familia… hermanos… Hace 10 años, me hice el anánisis de ADN en Abuelas (de Plaza de Mayo), pero me dio negativo”, había contado cuando comenzó su periplo.