Inicio El Pais Detuvieron a tres sospechosos

Detuvieron a tres sospechosos

ESTUDIANTE FUE ASESINADO EN UN INTENTO DE ROBO

Un estudiante de 17 años fue asesinado ayer de una puñalada en el pecho en un presunto intento de robo cuando se dirigía a la escuela a bordo de su bicicleta en Ezpeleta, partido de Quilmes, y por el crimen, los investigadores detuvieron a tres sospechosos y secuestraron un cuchillo manchado con sangre que, se presume, fue el arma homicida, informaron fuentes policiales y judiciales.
El episodio ocurrió el miércoles a la mañana cerca de las 7.50 cuando el estudiante, identificado como Lucas Iván Cancino (17), salía de su casa ubicada de la calle Combate Naval de Quilmes, entre Lugones y Ascasubi, para dirigirse a la escuela y fue abordado aparentemente por al menos dos delincuentes.
La principal hipótesis del hecho es que Cancino fue atacado de una puñalada a la altura del tórax cuando quisieron robarle sus pertenencias, entre ellas la bicicleta, aunque luego los investigadores determinaron que no alcanzaron a sacarle nada.
De acuerdo a los primeros datos obtenidos en la escena del crimen, el estudiante sufrió una herida mortal en el tórax, pese a la cual alcanzó a regresar hasta la puerta de su casa, donde finalmente se desvaneció y falleció.
El joven alcanzó a llegar a la vivienda con la bicicleta, que no se la llegaron a robar y quedó tirada en la puerta del domicilio donde, según contaron vecinos, la víctima vivía con su madre, que en ese momento no estaba, y su abuela.

Berni.
En tanto, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, confirmó por la tarde la detención de tres sospechosos, aunque fuentes judiciales aclararon a que por el momento la fiscal del caso, Karina Gallo, acusó a dos de ellos como presuntos coautores del crimen y que continuará investigando si el tercero tuvo algún grado de participación.
«Por lo que he hablado con un testigo, ni siquiera hubo una resistencia, fue casi como una intencionalidad de matar. Matar por matar», sostuvo el funcionario provincial durante una rueda de prensa realizada en la comisaría Primera de Quilmes.
Al referirse a los tres sospechosos que fueron detenidos, el ministro dijo: «Uno de ellos entró detenido el 24 de julio por robo calificado por el uso de armas.
¿Saben cuándo salió en libertad? En menos de cuatro días».
Y siguió: «Más allá de la responsabilidad que nosotros tenemos y que es lo que estamos haciendo de mejorar la institución, en la Argentina, alguien tiene que discutir alguna vez cómo una persona que fue detenida por robo con arma en cuatro días salió en libertad».

Causa.
La causa quedó a cargo de la fiscal Gallo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Quilmes, quien se dirigió al lugar del hecho para coordinar las tareas investigativas, relató un vocero judicial.
El cuerpo de la víctima permaneció unas horas frente a su vivienda para el trabajo pericial de la Policía Científica, que luego de relevar la escena, lo trasladó a la morgue de Ezpeleta para la autopsia.
Dado que una testigo aseguró haber visto al asesino descartar un arma blanca en su huida, los peritos realizaron una búsqueda en la zona hasta que en unos pastizales sobre la calle Lugones, entre Syerra y Mozart, hallaron un cuchillo con manchas de sangre.
El hecho quedó caratulado como «homicidio en ocasión de robo» y en las próximas horas la fiscal indagará a los detenidos de entre 19 y 20 años por ese delito.

Movilización.
Tras el crimen, unas veinte personas, en su mayoría mujeres del barrio, que se acercaron a la seccional para exigir «seguridad», insultaron a los sospechosos que fueron trasladados con sus rostros cubiertos a la fiscalía.
Por su parte, desde el Municipio comunicaron que «se acompañó a la familia (de la víctima) desde un primer momento, colaborando en todos los aspectos que fueran necesarios, y junto al gobierno provincial pusieron a disposición de la Justicia todas las herramientas disponibles».(Télam)

Crimen en Caseros.
Los investigadores del crimen del Policía de la Ciudad atacado a balazos el martes a la noche de al menos tres balazos por dos delincuentes que le robaron la moto en Caseros, analizaban ayer las cámaras de seguridad de la zona con el fin de identificar a los asesinos, quienes antes de huir se llevaron el arma reglamentaria de la víctima, informaron fuentes judiciales.
El hecho se registró el martes alrededor de las 21.30 en la calle Bolivia al 3000, casi esquina Bartolomé Mitre, de dicha localidad del partido de Tres de Febrero.
La investigación se encuentra a cargo de efectivos de la DDI de San Martín, con la colaboración de la Policía de la Ciudad, quienes se centran en la búsqueda de los dos sospechosos del crimen del subcomisario Rodrigo Guillermo Becker (41), que se desempeñaba en la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 9 de la Policía de la Ciudad.
Los pesquisas analizaban las cámaras de seguridad de la zona y recolectaban testimonios con el fin de identificar a los atacantes, indicaron los voceros judiciales.
Desde el área de seguridad de la Municipalidad de Tres de Febrero informaron que entregaron a los pesquisas las filmaciones de las cámaras del distrito tomadas en distintas calles aledañas a la escena del crimen y las que van hacia el Barrio Ejército de los Andes, conocido como Fuerte Apache, donde se cree que pudieron haberse refugiado los agresores.
Ayer a la mañana, un vecino del policía dijo al canal Todo Noticias (TN), que la zona donde ocurrió el hecho «es tierra de nadie» y que «se vive con mucho miedo porque a cierta hora no queda nadie en las calles del barrio».