miércoles, 18 septiembre 2019
Inicio El Pais Devaluación impactó en alimentos

Devaluación impactó en alimentos

AUMENTOS DE PRECIOS POSTERIOR A LAS PASO RONDO EL 30 POR CIENTO

El salto de los precios en la semana inmediatamente posterior a las PASO ha sido más alto de lo que se sintió en un primer momento. De acuerdo con los registros del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), los precios de algunos artículos de consumo masivo llegaron a subir hasta un 30% en los cinco días que van del 12 al 16 de agosto.
«En sólo una semana, se registraron aumentos en varios productos de la canasta básica de más del 25%, entre los que aparecen fideos secos (+21,3%), bebidas sin alcohol como aguas con gas (+16,9%), aceites de cocina (+14,7), jugos concentrados (+15,3%) y galletitas dulces (+13%)», indicó un reciente informe del centro de estudios que dirige el economista Andrés Asiain. El relevamiento muestra que hay marcas de fideos y de aceite de maíz cuyos aumentos de precios superan largamente el 30 por ciento.

Inflación.
CESO confecciona sus índices de inflación de supermercados en base al seguimiento online de más de 20 mil precios de productos en las góndolas. Según el estudio, luego de la devaluación del peso ocurrida especialmente el lunes 12 y sostenida después de ese día a lo largo de esa semana, «el índice de precios de supermercados (IPS-CESO) para comienzos de la tercera semana de agosto fue del 1,1% en relación a la semana anterior, y del 2,7% en relación al promedio de la tercera semana del mes pasado.»
Asiain aseguró que espera que la inflación siga en alza en lo que resta del mes. «Calculamos un 4,8% de inflación mensual en agosto», aseguró. Según el economista, ello se deberá a que «el traslado a precios de una devaluación tarda dos o tres semanas». Por ello, «se va a mantener en un ritmo inflacionario alto» en lo que resta de agosto.
El impacto del alza del dólar se dio en muchos rubros. Por caso, el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas de Argentina (CEPA) confirmó un aumento del 20% en el precio de la carne de pollo. Roberto Domenech, presidente de CEPA, dijo que «la economía argentina está dolarizada, por lo cual, los alimentos como el pollo están dolarizados».

Medidas ineficaces.
Entre los analistas económicos es cada vez mayor el consenso acerca de la poca eficacia que tendrán las medidas de alivio del gobierno, en el sentido de que si no controlan la inflación, es poco el alivio que otorgarán. Al respecto, Asiain considera que no habrá consecuencias.
«No creemos que la eliminación del IVA en los productos alimenticios tenga algún efecto relevante», indicó. La causa es que «el IVA es absorbido por la cadena de valor y, además, hay problemas con su recupero fiscal al interior de la cadena por la mala implementación de la medida».
Pedro Bussetti, de la ONG de defensa del consumidor Deuco, dijo que un grupo de estas organizaciones presentará hoy una denuncia contra el secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner, por el incumplimiento en sus funciones. Bussetti reseñó que el consumidor que adquiere alguno de los 14 productos sin IVA recibe por su compra un ticket en el que no está discriminado el IVA. «El cliente paga un valor sin saber a ciencia cierta si el IVA le fue descontado o no», aseguró.
Bussetti también apuntó que los pequeños comerciantes que son monotributistas no tienen manera de separar el IVA en el precio. «La medida está muy mal implementada y por eso pierde eficacia», concluyó.

La brecha de precios subió.
La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los alimentos agropecuarios subió 2,9 por ciento en julio, respecto del mes anterior, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) difundido ayer. El precio de estos productos para la venta al público fue 5,15 veces más caro que cuando salió del campo, para un promedio de 25 productos agropecuarios que se sirven en la mesa familiar.
En junio la diferencia había sido de 5,1 veces, por lo que el aumento fue suave pero sostenido en valores de por sí elevados. Además, de los 25 productos relevados, en 13 subieron las brechas y en 12 bajaron, según datos del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de la CAME.
La suba en la desigualdad del mes fue impulsada por la pera, la berenjena, pimiento rojo y carne de pollo, mientras que la participación del productor en el importe bajó a 23,7%. Los productos con mayores disparidades en julio continuaron siendo los orientados al mercado externo: la pera, donde el valor se multiplicó por 11 veces desde que salió del campo, el limón con una multiplicación de 10,6 veces, la naranja 9,2 veces y la manzana roja 8,0 veces. Entre los alimentos que pasaron este mes al rango de brechas altas, se encuentran la lechuga 6,9 veces, el arroz 6,6 veces, y el pimiento rojo 6,0 veces. El producto con menor desproporción en el mes, fue la frutilla, donde los costos se multiplicaron por 1,94 veces. (Tiempoar.com.ar/NA)