Dictan clases en estancia

LAS LLUVIAS COMPLICAN LA SITUACION EN BUENOS AIRES

Una escuela rural del partido de General Villegas, en el noroeste bonaerense, quedó aislada por el agua que afecta el 70 por ciento del distrito y sus docentes “mudaron” el dictado de clases a una estancia para que los niños que asistían a ese establecimiento siguieran aprendiendo.
Se trata de la escuela del paraje rural Drabble, fundada hace 110 años, donde funciona la escuela primaria número 10 y el jardín 916, con un total de 15 alumnos, todos hijos de trabajadores rurales.
“La escuela es una isla, quedó toda rodeada por el agua, no creo que podamos volver a ella en lo que resta del año, hay víboras y alimañas, traídas por el agua, en sus inmediaciones”, contó la directora del jardín de la escuela de Drabble, Mariel Bovio.
La docente explicó que “los caminos de acceso están llenos de agua, para llegar había que ir en tractor, pero éste lo necesitaban los papás de los niños para sus tareas en el campo, así que cuando comenzaron a faltar a clases empezamos a buscar una solución entre todos, los directivos y los papás”.
“Pedro Uhal y su esposa, Elsa Mendez nos ofrecieron ir a dar clases a la estancia La Cantábrica, nos prestaron dos ambientes: un comedor grande, donde hoy funciona la primaria y un comedor chico para que demos clases a los niños de jardín”, detalló.
Bovio destacó que “además contamos con un baño propio, de cuya limpieza nos ocupamos las maestras, y el matrimonio de la estancia amablemente nos prepara la leche para los niños que asisten de 13 a 17 todos los días”.

Lluvias.
Las lluvias caídas en las últimas horas en el noroeste de la provincia de Buenos Aires complicaron aún más la situación por la que atraviesan los distritos de Carlos Tejedor, General Villegas y Rivadavia, que tienen gran parte de su territorio afectado por las inundaciones.
Nuevas lluvias complicaron la situación en el partido bonaerense de Carlos Tejedor, donde una de sus lagunas está por desbordar.
“El lunes cayeron 50 milímetros, lo que aumentó en 10 centímetros el nivel de la laguna La Hoya”, contó ayer el intendente de ese distrito del noroeste provincial, Raúl Sala y detalló que “estamos trabajando con tres bombas, una del municipio y dos de Hidráulica, para evitar que desborde”.
Según informó Sala, “ahora no anuncian lluvias, pero en estos momentos está nublado, así que no sabemos qué puede pasar”.
En tanto, el jefe comunal de Rivadavia, Javier Reynoso, explicó que “el lunes hubo una pequeña tormenta; en América no llovió, pero sí cayeron 18 milímetros en Sansinena”.
Agregó que “hoy (martes) el día está lindo, pero se prevé que esta madrugada lloverá, por lo que reforzamos las tareas preventivas y limpiamos los tubos de caminos para tratar de desviar el agua si llegase cerca del casco urbano”.
De igual modo, General Villegas, distrito bonaerense con el 70 por ciento de su superficie bajo agua, trabaja para profundizar canales que rodean a la localidad de Piedritas y desviar por ellos una gran masa de agua que amenaza inundar ese pueblo. (Télam)

Compartir