Dictan conciliación obligatoria

DENUNCIA PENAL CONTRA EL SINDICATO DE PETROLEROS

El Ministerio de Trabajo dictó ayer la conciliación obligatoria para frenar el paro de 48 horas, que habían iniciado el martes los petroleros de todo el país por un conflicto sindical. Así lo informó durante el mediodía la cartera laboral que encabeza Carlos Tomada, la cual precisó también que la conciliación se extenderá por 15 días.
Los petroleros habían comenzado ayer a la madrugada un paro de 48 horas debido a una interna gremial protagonizada por las corrientes massista y kirchnerista en un sindicato. Antes de que el Ministerio dictara la conciliación obligatoria, los trabajadores habían advertido que la próxima semana podrían paralizar la habitual actividad durante tres días.
El secretario general de la Federación Argentina del Petróleo, Gas y Biocombustibles, Alberto Roberti, destacó que antes de esa conciliación, el paro de dos días se estaba cumpliendo en todo el país.
Roberti dijo ayer a la mañana que “la lista opositora que encabeza el diputado Dante González (Frente para la Victoria) ha perdido, pero cuando los papeles que certificaban la normalidad de las mismas llegaron al Ministerio de Trabajo, desde allí se pidió que se convocara una nueva elección”.
En desacuerdo con la decisión oficial, el legislador opositor admitió que el paro “puede traer inconvenientes” al resto de la sociedad por la “paralización de las plantas y yacimientos” así como la “no prestación de tareas en refinerías de petróleo”.

Denuncia.
Por otra parte, el subsecretario Legal del Ministerio de Planificación Federal, Rafael Enrique Llorens, formalizó ayer ante la justicia penal una denuncia para que se investigue “la posible comisión de delitos de acción pública por parte de quienes, en contexto de una supuesta o aparente medida de fuerza, impiden, estorban y entorpecen el funcionamiento de yacimientos, refinerías y plantas de todo el país”.
La denuncia se realizó “por expresas instrucciones del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido” contra quienes con su accionar están “impidiendo, estorbando y entorpeciendo con ello la prestación del servicio público de distribución y transporte de gas natural”.
El escrito señala que “uno de los mayores sindicatos de petróleo del país inició una medida de fuerza que bloquea la producción de yacimientos de petróleo y gas, la producción de combustible por bloqueo de refinerías y estaciones de servicio” y estima que ese accionar “impactará sobre 40 millones de metros cúbicos de gas natural que no solo afectará la industria nacional sino también en la provisión domiciliaria de gas”.
Además se citan las declaraciones del Titular de la Federación Argentina de Petróleo, Alberto Roberti, quien habría declarado que de no mediar una respuesta positiva del gobierno a los reclamos de su sindicato habría un “paro de 72 horas”. (Télam y NA)