Dirigentes festejaron 1 de mayo

En el acto, los dirigentes firmaron un documento llamado “Unidos para Cambiar” que comienza así: “El país necesita cambiar. Necesitamos cambiar broncas por alegrías”.
Dirigentes peronistas disidentes, encabezados por el gobernador José Manuel de la Sota y el titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, concretaron un acto ayer en Córdoba por el Día del Trabajador, ocasión en la que rindieron homenaje al ex secretario general de la central sindical, José Ignacio Rucci, asesinado en 1973.
“Rendimos homenaje a ese pequeño gran gigante que fue Rucci, porque dio la vida por la causa del pueblo, por la causa peronista”, aseguró Moyano durante el acto realizado en las inmediaciones del Centro Cívico del Bicentenario, sede del gobierno cordobés, donde se montó un escenario.
El sindicalista, también destacó: “para los gobiernos peronistas, y lo decía el general (Juan Domingo) Perón, hay dos fechas fundamentales: el 17 de octubre y el 1 de mayo. Por eso siempre se lo convocaba (al pueblo) a la plaza en esas fechas, para agradecer y celebrar los logros”.
Sin embargo, Moyano no mencionó en su discurso el conflicto de los trabajadores colectiveros de Córdoba Capital.
Tras efectuar críticas contra el Impuesto a las Ganancias, contra la ley que regula las ART y contra las recientes normas sobre la democratización judicial, el dirigente insistió: “hay una sola clase, como lo decía Perón, la de los que trabajan, con el intelecto, con las manos, los profesionales y los empresarios, y todos deben hacer por el crecimiento del país”.
“Queremos puestos de trabajos, salarios y viviendas dignas. Esto es lo que consolida una economía social, porque, si no, cuando termina el viento de cola, el trabajador sigue viviendo en la villa”, remarcó Moyano.
En el acto, firmaron un documento llamado “Unidos para Cambiar” que comienza así: “El país necesita cambiar. Necesitamos cambiar broncas por alegrías. Soberbia por humildad. Divisiones por Unión”.
El texto está firmado por De La Sota, Moyano, Francisco De Narváez, Roberto Lavagna y Claudia Rucci.

De la Sota.
Por su parte, De la Sota, acompañado por Rucci y los demás asistentes, descubrió la placa que se instalará con el nombre de José Ignacio Rucci en el Parque Industrial de Córdoba (en el barrio de Ferreyra, en la capital provincial).
El mandatario subrayó que es un alegría celebrar el Día del Trabajador en Córdoba, que fue “tierra de Agustín Tosco, Atilio López, Elpidio Torres y René Salamanca (sindicalistas), que siempre defendieron la dignidad de todos los trabajadores”.
“Hoy quiero hablarles a los que llevan el pan a sus casas, a quienes se levantan todos los días para construir un futuro mejor para la Argentina, y a los que saben que, para salir de la pobreza, hay que trabajar”, dijo De la Sota.
El gobernador instó a los presentes a trabajar por “una Argentina republicana, honrada y federal”, así como “libre, justa, soberana y en paz”, “en la que cada provincia reciba lo que le corresponda a partir de una nueva Ley de Coparticipación”.

Oradores.
Anteriormente, otros de los oradores, Roberto Lavagna, manifestó: “hoy es el Día del Trabajador y se trata de una celebración internacional, global, porque el trabajo es uno de los derechos humanos básicos, como simplemente los son vivir, opinar, reunirse o tener una familia”.
El diputado nacional Francisco de Narváez señaló: “hoy estamos aquí para reivindicar a ese gigante que fue Rucci, para reivindicar los valores que él nos enseñó. Tenemos que unirnos, desde el centro del país, para cambiar, para aprender del pasado y para abandonar la desesperanza”.
Por su parte, cuando le tocó hablar, la hija de Rucci puntualizó: “los trabajadores son los que construyen la patria y el país. Una gran esperanza se está despertando en el pueblo argentino. Hoy tenemos mucho para celebrar”.
Asimismo, Claudia Rucci recalcó que aquello que “no le dejaron decir a su padre el día en que lo mataron” sigue teniendo vigencia 40 años después, porque él instaba a “trabajar por el desarrollo, por la igualdad y por la pacificación de los espíritus”. (Télam)