Inicio El Pais Distinguieron a Estela de Carlotto con el Honoris Causa

Distinguieron a Estela de Carlotto con el Honoris Causa

LA UNIVERSIDAD TRES DE FEBRERO ENTREGO RECONOCIMIENTO

La Universidad Nacional de Tres de Febrero le entregó el viernes el Doctorado Honoris Causa a Estela de Carlotto. Junto a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo estuvo Alberto Fernández, en su primera aparición pública tras el cierre de campaña. «¡La homenajeada es ella!», alcanzó a exclamar el candidato entre la nube de fotos del ingreso. «Sólo puedo decir que vengo a acompañar a Estela. Y a las Abuelas y las Madres, que son seres enormes», se limitó a decir ante las consultas periodísticas, recordando la veda.
Sin custodia y bien dispuesto para las selfies con los trabajadores de la universidad, Fernández ingresó al rectorado. Sentado en primera fila entre Guido y Remo Carlotto, siguió luego la ceremonia, en la que fue mencionado en varios tramos. «De ahora en adelante, Alberto, caminamos juntos», cerró el acto la flamante doctora Honoris Causa, de pie y bien firme sobre su bastón, tras unas emotivas palabras y ovacionada por quienes llenaron la sala del recotrado, y también por los muchos que siguieron la ceremonia desde el patio. Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, Lita Boitano de Familiares, Horacio Pietragalla, Victoria Montenegro, Alejandro Grimson y Tununa Mercado, entre muchos otros, estuvieron presentes. También Victoria Tolosa Paz, el rector de la Untref Aníbal Jozami y Eduardo Jozami, quienes tomaron la palabra.

«¡Gracias Estela!».
«Por su activismo infatigable en la búsqueda de las nietas y nietos apropiados con alteración de su identidad; por su valiente denuncia contra la dictadura cívico-militar y los crímenes de lesa humanidad; y por su militancia permanente en defensa de los Derechos Humanos», se escuchó entre los fundamentos del Honoris Causa. Entre los muchos saludos afectuosos que recibió al ingresar, un grito de «¡Gracias, Estela!» sintetizó de algún modo una trayectoria que, se recordó varias veces durante los discursos, lleva ya 42 años de lucha «sin venganza ni rencor, con la guía del amor, y de la búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia».
«Estela siempre habla de ‘nosotras, las Abuelas’, de sus compañeras de lucha. Hoy le pido disculpas a las Abuelas, pero voy a hablar de Estela», comenzó Tolosa Paz. «Porque si esta maravillosa construcción colectiva fue posible, tuvo que ver mucho con la luminosidad de Estela. Ella es el espejo en el que nos miramos todos los militantes populares», definió.

«Es de todas».
«Yo recibo estas distinciones, pero este título es de todas las Abuelas de Plaza de Mayo, mis compañeras del alma. Sola, ninguna de nosotras podría haber hecho nada», compartió Estela. «Hay una condición de mujer en todo esto: Ninguna madre se queda quieta cuando su hijo no vuelve. Ninguna se queda en su casa diciendo ‘ya vendrá’. Todas salen a buscarlos», aseguró.
«Hoy, 42 años después, nosotras podemos mirarnos a los ojos y reconocernos en este amor de nuestros hijos, que fue el que nos sostuvo. Nos seguimos viendo distintas, en lo político, en lo religioso, en tantas cosas. Pero este amor no nos va a separar mientras tengamos vida. Y aún quién sabe», concluyó, dirigiéndose a sus compañeras. (Página12.com)