Docentes denunciaron desfinanciamiento

EN EL PRIMER DIA DE PARO GREMIOS MARCHARON A PLAZA DE MAYO

Gremios docentes marcharon ayer a la Plaza de Mayo en la primera jornada de paro, denunciaron un “desfinanciamiento educativo”, reclamaron la convocatoria a paritarias nacionales y acusaron al Gobierno de asumir una actitud de “patrón de estancia”.

BUENOS AIRES

En el acto, la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, se quejó de que “desde el Gobierno hablan como ángeles y gobiernan como demonios”. La sindicalista se quejó de que “han eliminado por decreto la paritaria docente. Están llevando a las escuelas de todo el país a situaciones muy difíciles”. “Nos sacaron las becas para nuestros pibes, chicos y chicas de sectores populares ya no van a la universidad, ni al terciario ni al secundario”, añadió.
Los cuatro grandes gremios docentes que convocaron a la masiva movilización y al paro de 72 horas fueron Ctera, Ademys, la Conadu y los privados de Sadop. La protesta fue cuestionada por el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quien sostuvo que hubo una “baja adhesión, que debe inducir a quienes promovieron el paro, que ya tenían previsto convocar desde diciembre, a la reflexión y a pensar que hay que volver a negociar priorizando que los chicos estén en el aula”.

“Condiciones dignas”.
Desde el lado gremial, Alesso remarcó: “Las maestras y los maestros reclamamos toda la vida por condiciones digna para enseñar y aprender. Nos quieren calladas, nos quieren sumisas, quieren que repitamos el discurso de la derecha. Para ellos la escuela está en crisis, pero son ellos lo que quieren mercantilizar la educación y hacen convenios con ONGs para nuestra capacitación”.
La medida de fuerza de 72 horas, que se sintió fuerte en la provincia de Buenos Aires, fue dispuesta por CTERA, que decidió extender el paro hasta el viernes 8, en adhesión al paro nacional de mujeres.
En la provincia de Buenos Aires, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) convocó a la huelga de tres días tras el fracaso de la última reunión de negociación paritaria. El Gobierno de María Eugenia Vidal ofreció aumentar salarios de este año sobre la base del índice oficial de inflación y sumar un 5% adicional en diciembre.
Pero los gremios piden compensar la pérdida del poder adquisitivo provocada por el aumento del costo de vida durante el año pasado.
En la Ciudad de Buenos Aires, 15 de los 17 gremios docentes del distrito aceptaron la propuesta salarial del gobierno porteño: los dos sindicatos que rechazaron la oferta fueron UTE y Ademys.

Acatamiento.
La primera jornada de paro docente disparó la habitual polémica sobre los niveles de acatamiento a la medida de fuerza, ya que mientras los gremios la estimaron en 90%, el gobierno bonaerense dijo que rondó el 38%. El Gobierno bonaerense advirtió que descontará los días de paro, como lo viene haciendo en cada conflicto.
En su primer día, el acatamiento de los maestros a la medida de fuerza fue alto, pero los porcentajes difieren según la fuente consultada. El Suteba, que conduce Roberto Baradel, aseguró que la adhesión a la medida superó el 90%. Sin embargo, desde la Gobernación apuntan sólo un 38% de adhesión y 98 servicios educativos cerrados.
El dato oficial surgió de relevar 9.838 escuelas públicas a través de 135 inspectores distritales, 1.770 inspectores y más de 9.000 directores de escuelas. La adhesión habría sido fuerte en distritos del Conurbano bonaerense, en especial en el partido de La Matanza.
En las escuelas municipales de Chascomús se registró un promedio del 50 por ciento de acatamiento. En La Plata una mayor cantidad de docentes se plegaron al reclamo y oscilan entre 85% relevado por Udocba y el 90% que pudo registrar Suteba. El partido de La Costa sigue la misma tendencia con un 85% de acatamiento y un 90% en Pinamar. (NA)