Inicio El Pais Donan tapabocas transparentes para que hipoacúsicos puedan realizar lectura de labios

Donan tapabocas transparentes para que hipoacúsicos puedan realizar lectura de labios

Unos 1000 tapabocas transparentes para que los usen personas que prestan servicios esenciales y los que tienen distintos grados de hipoacusia puedan interpretarlos a través de la lectura de labios y gestos, fueron donados a una entidad que ayuda a niños y adolescentes con discapacidad auditiva, informó el gobierno porteño.

Los tapabocas fueron confeccionados por Milagros Torroba, emprendedora y ganadora del programa #Potenciate del gobierno de la Ciudad en el 2019, quien decidió confeccionar estos diseños innovadores para brindar su aporte a la sociedad en esta situación de emergencia.

La donación se realizó a FANDA, una entidad ubicada en el barrio de Colegiales que trabaja con niños y adolescentes hipoacíusicos y participaron el vicejefe de gobierno, Diego Santilli quien recorrió la entidad junto a los ex jugadores de fútbol de River, Pipa Gancedo, y Afredo Graciani, de Boca,.

“Cuando me enteré de esta iniciativa de Milagros, enseguida me pareció una gran idea. En estos tiempos necesitamos estimular acciones para ayudar a los demás. El cuidado mutuo fortalece la estructura social”, expresó Santilli.

Y agregó: “si hay algo que nos deja esta pandemia de aprendizaje es lo mucho que nos necesitamos los unos de los otros, por eso acá no hay grietas”

La iniciativa de donar tapabocas transparentes para hipoacúsicos se originó tras el relamo de organizaciones que luchan por los derechos de las personas sordas e hipoacúsicas.

Estas entidades reclamaban que los trabajadores de los servicios considerados esenciales (cajeros de supermercados, comerciantes, fuerzas de seguridad, personal de salud y cronistas de TV, entre otros), utilicen estos elementos transparentes que permitan la lectura labial o de gestos.

Este pedido fue el eje de un video que se volvió viral y de un petitorio en Change.org, así como de cientos de posteos en las redes sociales en los que además, se reclama más empatía para todas aquellas personas que trabajan en atención al público y que brindan servicios esenciales.