Inicio El Pais Dos muertos por balas perdidas

Dos muertos por balas perdidas

UN HOMBRE Y UNA ADOLESCENTE FUERON IMPACTADOS POR PROYECTILES

Un albañil de 30 años murió tras recibir una bala perdida mientras celebraba la Navidad con su familia, en una vivienda del partido de Lomas de Zamora, en el sur del Gran Buenos Aires. El hecho, que por el momento no tiene detenidos, se produjo durante Nochebuena en una vivienda situada en la calle Terrada al 2.300, en la zona de Villa Centenario, mientras que el hombre fallecido fue identificado como Mario Benítez, informaron fuentes policiales.
Mientras cenaba con su familia, Benítez recibió un proyectil de origen desconocido en el cuello y fue trasladado a una Unidad de Pronta Atención (UPA) cercana, donde se produjo su deceso pocos minutos más tarde. Según indicó la esposa del hombre, antes de desvanecerse llegó a apelar a su madre en búsqueda de ayuda: «Mami, ayudame», dijo el joven albañil mientras se tomaba el cuello. Al sacar la mano, se pudo notar el orificio de bala en su cuello, mientras el herido perdía el conocimiento.

Información.
La mujer, llamada Karina, dijo que necesita saber «quién mató» a su marido, por lo que pidió la colaboración de otros vecinos. También se quejó porque nadie se comunicó con ella ni con sus familiares para comunicarle sobre avances de la investigación tendiente a dar con el responsable del disparo que terminó con la vida de su esposo, mientras que tampoco se acercaron vecinos a brindar datos que puedan ayudar a la pesquisa.
El caso, por el momento, había sido caratulado como «averiguación causal de muerte», con intervención de la fiscal Silvina Estévez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 4, del Departamento Judicial local.

Adolescente.
En tanto, una adolescente de 14 años finalmente murió anoche, tras permanecer internada en grave estado luego de recibir una bala perdida en la cabeza, en plena Nochebuena, en el partido bonaerense de Moreno. La noticia la conformó Hernán, un tío de la chica, identificada como Milagros. «Estamos destruidos. Recién vengo de trabajar y me encontré con el mensaje de mi sobrino», sostuvo el hombre.
Por el hecho, efectivos de la comisaría primera de Moreno detuvieron a un vecino de unos 60 años, al que le secuestraron un arma de fuego con la que habría realizado disparos al aire para festejar la Navidad. La joven permanecía internada en terapia intensiva en el Hospital Mariano y Luciano de la Vega, de ese distrito situado a unos 40 kilómetros al oeste de la ciudad de Buenos Aires, pero finalmente este jueves por la noche falleció.
La menor tenía una herida de bala en la parte posterior de la cabeza, cerca de la nuca. Según contó un familiar de la chica, un joven llamado Brian, poco después de las 12.00 y del brindis navideño, Milagros «se desvaneció y se pensó (sus allegados) que era un desmayo». «La llevaron al hospital y les dijeron que la bala estaba en un lugar muy complicado y que no se podía hacer nada», agregó.
En el caso tomó intervención la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 3 de Moreno, a cargo de la fiscal Luisa Pontecorvo, que caratuló el caso como «homicidio culposo».

Más heridos.
Durante la Navidad, otros tres hombres resultaron con heridas de bala en otros puntos del sur del conurbano. En el Hospital Pedro Fiorito de Avellaneda fue asistido un hombre en situación de calle que recibió una herida de bala en una de sus piernas.
En tanto, en el Hospital Meléndez, de Adrogue, fueron asistidos dos hombres: «todos masculinos entre 40 y 45 años, las heridas de arma de fuego fueron una en la cabeza y la otra en la pierna y la herida de arma blanca fue en el brazo del paciente», detallaron fuentes del nosocomio. (NA)