Inicio El Pais Economistas advierten que la recuperación tardaría en llegar

Economistas advierten que la recuperación tardaría en llegar

CON PARITARIAS RONDANDO EL 40% PODRIA MEJORAR EL CONSUMO

La economía argentina le dio al Gobierno una esperanza con el Estimador de Actividad del mes de diciembre que, de acuerdo al Indec, tuvo un repunte de 0,7% respecto al mes de noviembre en términos desestacionalizados. Sin embargo, los economistas advierten que este rebote no permite esperanzarse con que la recuperación de la actividad llegue a traducirse en una mejora generalizada del consumo antes de las elecciones, tal y como espera Nicolás Dujovne. Por el contrario, la postergada recuperación del poder adquisitivo empeoró las proyecciones de crecimiento anual hasta el -1,8% para 2019.
La inflación no cede al ritmo que el Gobierno había estimado antes de fin de año. Si la recuperación del salario real no llega antes de mitad de año, el consumo privado no podrá motorizar el PBI de cara a las elecciones. Con un agravante, el Gobierno necesita que la inflación siga elevada para poder llegar al déficit cero. Así, sin el impulso de la inversión ni el gasto público, las proyecciones de recuperación se postergan al tercer trimestre y se pinchan hacia fin de año.

Crecimiento.
En Econviews recientemente contrajeron sus previsiones de crecimiento promedio para 2019 del -1,5% al -1,8% en la comparación con 2018. «Esperamos un crecimiento punta a punta en torno a 2%, pero dado el arrastre de 2018, para todo el año esperamos una caída de 1,8%. Los mejores trimestres van ser el segundo -arriba del 1% trimestral desestacionalizado- y el tercero -ligeramente por debajo del 1%-«, explicó Lorena Giorgio, economista de la consultora.
«Nosotros esperamos que la economía empiece a mostrar signos claros de recuperación en el segundo trimestre. Además del empujón del agro, y sus actividades vinculadas, hay ciertas ramas industriales que se verán beneficiadas, como las vinculadas al sector externo y las que sustituyen importaciones. Por ejemplo, hay espacio para que crezca la industria del plástico. También la minería y el energético serán sin dudas sectores que traccionen la economía este año», se explayó Giorgio.

Recuperación.
Los datos de la consultora Eco Go son un poco más optimistas para 2019, pero no dan por descontado que se pueda hablar de recuperación: «Creo que la economía hizo piso pero que la recuperación que se siente en la calle todavía no la vamos a ver. Hay indicadores que vienen bien en la comparación mensual (acero, despachos y autos), aunque las comparaciones interanuales van a ser negativas hasta el cuarto trimestre. Pero una cosa es piso, la estabilización, y otra cosa es la recuperación», sostuvo Federico Furiase, economista y director de la consultora.
«Para 2019 proyectamos caída de 1,5% en promedio dado el arrastre negativo de 2,9 que dejó 2018 consistente con una recuperación muy gradual (en torno a un ritmo promedio trimestral de 0,3%) y un crecimiento interanual de 2 a 2,5% en el cuarto trimestre».
«La combinación de una inflación más alta a la esperada por la inercia, la indexación y la suba de tarifas combinada con el apretón monetario amplifica la caída del circulante en términos reales (-30% anual) y eso complica la recuperación del crédito y del salario real. En un año donde el ajuste fiscal le pone techo a la paritaria y la contracción monetaria piso a la tasa de interés, es lógico que no tengamos una recuperación rápida de la economía».
«Además la incertidumbre política del año electoral, pasa factura en el dólar y el riesgo país y eso complica la baja de la tasa de interés. El campo, la energía y el turismo receptivo van a traccionar pero eso no mueve el amperímetro en una economía donde el 80% es consumo. Estamos en modo ajuste de la cuenta corriente porque el mercado ya no nos presta a tasas razonables, y en ese marco, la recuperación que se sienta en la calle estará supeditada a los grados de libertad del BCRA para controlar el dólar. Y, en todo caso, será muy lenta», aseguró Furiase.

Paritarias.
Más optimistas son desde la consultora Elypsis, quienes consideran que con paritarias del orden del 40% en 2019 los salarios podrán alcanzar una recuperación real de su poder de compra del 5,5% interanual. «Creemos que los ingresos reales recuperarán en el tercer trimestre niveles similares a los del segundo trimestre de 2018, previo al shock cambiario de septiembre», estimaron desde la consultora que proyecta que entre enero y diciembre la economía crecerá 2,7% y quedará, en promedio, 1,4% debajo del PBI del año pasado.
Por el contrario, para Juan Massot, director del Instituto de Investigaciones Económicas y Empresariales de la USAL, son pocos los sectores que están en condiciones de afrontar paritarias del 40%: «Solo cuando se profundiza la recesión, las empresas resuelven el cerrar y echar gente. Los datos de empleo se parecen más a los vistos en 1993 porque las firmas no parecen estar anticipando una recuperación y por eso comienzan procesos de reestructuración. No solo no preveo una mejora del mercado laboral -en procesos como estos suben la desocupación demandante y la informalidad-, sino que tampoco se puede predecir una clara recuperación del consumo. La clase media es el motor del consumo urbano y su situación viene ‘para atrás’ por la caída del empleo registrado, las subas de tarifas y de los costos que se traducen en inflación y en una erosión del salario real», detalló.
«En términos estadísticos, en particular a partir de agosto, sí los números van a empezar a dar mejor porque se comparan con malos meses del año anterior. En el escenario básico, lo más probable es que la población perciba que se frena la brusca caída de su poder de compra de los últimos trimestres, más que una recuperación», concluyó. (Lapolíticaonline.com)