miércoles, 22 septiembre 2021
Inicio El Pais "El 25% recibió una dosis"

«El 25% recibió una dosis»

FORO INTERNACIONAL SOBRE GEOPOLITICA DE LAS VACUNAS

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo ayer que «la gran mayoría de la población argentina adhiere a la vacunación» contra el coronavirus y destacó que el «25% de la población recibió al menos una dosis y el 84% de las personas mayores de 60 años inició su esquema de vacunación».
Vizzotti participó en el foro internacional «Geopolítica de las vacunas. Hacia una estrategia argentina de desarrollo y producción», encuentro organizado por el Consejo Económico y Social (CES) que se desarrolló en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.
«La gran mayoría de la población argentina adhiere a la vacunación, y también estamos trabajando en acercar la vacuna a la población», sostuvo.
Y recalcó: «Podemos decir que Argentina confía en las vacunas contra el Covid, confía en todas las vacunas del calendario».
«Estamos superando el 25% de la población que recibieron al menos una dosis y el 84% de las personas mayores de 60 años que han iniciado su esquema de vacunación», precisó.
Además, señaló que «bajó la letalidad: en 2020 tuvimos 2,8 y 1,4 en 2021» mientras que «la letalidad en mayores de 60, el año pasado fue de 15,9 y este año es alrededor de 8».
«Cuesta muchísimo y se ve poco el trabajo para construir confianza en las vacunas y todo lo que hay detrás de cada una que se aplica», manifestó.
Resaltó que «todo lo que hay que ensamblar en un programa de inmunización arranca desde la planificación, la evaluación de las vacunas, recomendaciones, capacitación del personal, recepción de las vacunas, retiro de la Aduana, reacondicionamiento y distribución para que lleguen a las provincias y, luego, al brazo de la persona que lo necesita».
Añadió que también es necesario «informar a la población para poder disminuir cualquier duda en aquellas personas que deciden no vacunarse porque reciben información incorrecta».
La funcionaria subrayó que «construir confianza en las vacunas lleva mucho tiempo, y se empieza a trabajar antes de la vacunación».
«Argentina tiene una entidad regulatoria que tiene un área de farmacovigilancia, tenemos un sistema de vigilancia en la seguridad de las vacunas y una comisión nacional de seguridad en vacunas que evalúa todos los eventos que se notifican temporalmente relacionados a la vacunación», resaltó.
Asimismo, apuntó que la pandemia «va a terminar cuando todos los países hayan accedido a la vacuna y hayan vacunado a la población que tiene riesgo de morir».
«La mayoría de los países ricos tienen un número muy importante de dosis y la mayoría de ingresos medios y bajos todavía no accedieron», expresó.

Fernández.
El presidente Alberto Fernández dijo que «la geopolítica de la vacunas es el nuevo territorio donde se juega nuestra real soberanía», a la vez que anunció una «financiación adicional por 75 millones de dólares» a través del Banco de Desarrollo de América Latina para «apoyar el plan estratégico de vacunación» contra el coronavirus.
Al cerrar el Foro, el jefe del Estado dijo que esa financiación «permitirá la adquisición de más vacunas contra el Covid, fortalecer las cadenas de producción y las nuevas iniciativas científicas y apoyar los gastos asociados a la distribución de vacunas».
El Foro Internacional «Geopolítica de las vacunas. Hacia una estrategia argentina de desarrollo y producción», organizado por el Consejo Económico y Social (CES), se hizo en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada y convocó a funcionarios nacionales y expertos internacionales.
«La geopolítica de las vacunas nos convoca a ser constructores de una gran estrategia de desarrollo científico y sanitario nacional», expresó el Presidente en un mensaje grabado, y manifestó que «pretendemos hacerlo coordinando a nuestras áreas de Gobierno en todos los niveles y de todo color político, convocando a todos y todas, en un trabajo coordinado y comprometido».
En ese sentido, dijo que «la geopolítica de la vacunas es el nuevo territorio donde se juega nuestra real soberanía» y advirtió que «desnuda un mapa de poder mundial plagado de abusos, codicias e injusticias», pero «también ofrece un camino de cooperación para desplegar nuestras inmensas potencialidades».
«No hay fronteras ideológicas cuando se trata de preservar la salud de nuestros pueblos», advirtió y afirmó que «el gran muro a derribar es de la inequidad sanitaria».(Télam)