Inicio El Pais El costo de la Canasta Básica Alimentaria bajó 0,1 % en mayo,...

El costo de la Canasta Básica Alimentaria bajó 0,1 % en mayo, informó el Indec

El costo de los productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA) retrocedió 0,1 % en mayo, lo que determinó que una familia conformada por dos adultos y dos hijos menores necesitara ingresos por $ 17.875,68 para no caer en la indigencia, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, el costo de la Canasta Básica Total (CBT) subió 1,1 % en mayo, con lo que una familia integrada por dos adultos y dos menores, necesitó contar con ingresos por $ 43.080,38 para no caer debajo de la línea de la pobreza.

La baja del 0,1% en la Canasta Básica Alimentaria estuvo relacionada con la despareja evolución de los precios entre sí de los diversos productos que la integran. El Indec informó la semana pasada que la inflación minorista de mayo marcó un avance del 1,5%, y que por primera vez en el año, el rubro alimentos y bebidas mostró una suba por debajo del promedio general, con un 0,7%.

Este resultado fue producto de una evolución despareja en los distintos subítems que conforman el rubro, con baja en carnes y derivados, frutas, y bebidas no alcohólicas, que compensaron en términos estadísticos, las subas observadas en verduras, tubérculos y legumbres, y leche, productos lácteos y huevos.

De esta forma, la CBA, que mide la evolución de los precios de productos alimenticios necesarios para la subsistencia y marca el umbral por debajo del cual se cae en la indigencia, acumuló un incremento de 14,7 % en los primeros cinco meses del año.

En tanto la Canasta Básica Total, que mide los ingresos necesarios para pagar alimentos y bebidas, indumentaria y servicios de una familia tipo, subió 10,6 % entre enero y mayo.

La diferencia entre una canasta y otra radica esencialmente en que las tarifas de los servicios públicos, el transporte se encuentran congelados. En los últimos 12 meses, el costo de la CBA aumentó 47,9% y el de la CBT el 42%, informó el organismo.

La última medición del Indec, difundida en marzo sobre datos del segundo semestre del 2019, registró que el 35,5% de los habitantes estaba por debajo de la línea de la pobreza, lo que representó un aumento de tres puntos y medio frente al 32% registrado de finales del 2018.

En tanto, el nivel de indigencia medido entre julio y diciembre del año pasado fue de 8%, con un incremento de 1,3 puntos en relación al 6,7% del segundo semestre de 2018.

La economista del Centro de Economía Política (CEPA), Eva Sacco, dijo que la desaceleración que se vio en los precios de los alimentos “es algo positivo en el contexto de que venía habiendo muy malas noticias, de escalada de precios en los meses anterior, pérdida de ingresos y gente sin trabajo”.

Sacco recordó que «el índice de precios de alimentos la semana pasada dio 0,7% y siempre la canasta básica alimentaria da muy parecido porque miden canastas muy similares».

En tanto, la canasta básica total «incluye además otras cuestiones como servicios, viviendas y como muchos precios están congelados por el momento por la pandemia también va a dar baja, no hay nada que nos haga encender las alertas de que va a haber un numero inesperado en las canastas», agregó la especialista.

Sacco señaló que «en los precios hubo muchos aumentos por las dudas al principio de la pandemia y los precios máximos ayudaron a que se contengan”.

Por su parte, el director de la consultora Focus Market, Damián Di Pace, señaló que «la restricción del ingreso por parte de los hogares es muy grande, en el caso de monotributistas, autónomos, profesionales independientes o actividades que están paradas; una familia tipo no está pudiendo cubrir una canasta básica alimentaria, ni hablar si alquila».

«Es una situación muy delicada, hay caída del ingreso, suba fuerte interanual de los precios y sin posibilidad de mejorar el nivel de ingreso por la actividad económica», dijo Di Pace a Télam.

Focus Market midió en mayo el Indice de Precios Canasta Básica Alimentaria Consumo Masivo en 670 puntos a nivel país, lo que representó un incremento promedio interanual de 45,12%.

En base a esa medición, en los últimos doce meses los precios que más subieron fueron azúcar (87%), yerba (83%) y huevos (83%); mientras que por debajo del promedio se ubicaron la leche (32%), condimentos (32%) y el pan (36%).

Por último, el director del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi), Isaac Rudnik, dijo que en el último mes se verificó “un amesetamiento importante” en la evolución de los precios de los productos en los comercios de cercanía del área metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires.

«Probablemente hay un factor determinante que fue la caída de las ventas, fines de marzo y principios de abril hubo crecimiento importante de la venta de alimentos, por la puesta en marcha de la tarjeta alimentar y los bonos reforzando AUH, jubilaciones mínimas y salarios mínimos, que fueron paliativos a la baja de ingresos por la cuarentena», analizó Rudnik.

«A eso se agregó que los sectores medios salieron a stockearse y tuvieron unos 15 días que salieron a comprar masivamente, después esa situación se amesetó y hay una nueva caída de las ventas y eso influyó para que ahora hubiera un cierto amesetamiento en los precios en mayo», concluyó el directo del Isepci. (TÉLAM)