El déficit fiscal primario cayó 47%

EL GOBIERNO ALCANZO LA META DEL TERCER TRIMESTRE

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció ayer una caída del 47% en el déficit fiscal primario en términos reales en los primeros nueve meses del año, hasta el 1,1% del Producto Bruto, lo que permitió sobrecumplir la meta establecida del 2,7%.
No obstante, el desequilibrio financiero -tras incluir el pago de deuda externa- subió 3,5%, hasta los $ 383.942 millones.
Dujovne precisó que los recursos crecieron a un ritmo promedio del 28,1% entre enero y septiembre, mientras los gastos avanzaron al 20,3%, al llegar a un nivel de 2.031.545 millones de pesos.
Durante los primeros tres trimestres del año, el Estado registró un rojo primario de 153.315 millones de pesos, lo que representó una baja del 31,1% en términos nominales y del 47% en términos reales (ajustada por inflación).
Entre enero y septiembre, el Estado gastó 280.077 millones de pesos en salarios, con un crecimiento nominal del 17,8% anual; 141.101 millones en infraestructura, con una baja nominal del 13,1%; y $230.627 millones en intereses de deuda, lo que significó una expansión del 55,2%.
“La baja en el gasto que está realizando la Argentina en estos años del presidente (Mauricio) Macri es realmente inédita”, sostuvo el ministro en una conferencia de prensa brindada en el Palacio de Hacienda.
Y agregó: “Llevamos 15 meses consecutivos con los ingresos creciendo por encima de los gastos primarios. Es lo que nos está permitiendo ir reduciendo el déficit”.

Rojo fiscal.
El funcionario precisó que el rojo fiscal primario de septiembre cayó 27,1% en la comparación con el mismo mes del año pasado.
En septiembre los recursos crecieron a un ritmo del 36,6% anual mientras los gastos del Estado se expandieron 26,5%, “muy por debajo de la tasa anual de inflación del mes, cercana al 40%”, dijo Dujovne.
El resultado primario de septiembre fue 27,1% inferior en términos nominales dado que se ubicó en los 22.854 millones de pesos, dijo el funcionario en la conferencia acompañado por los secretarios de Política Económica, Miguel Braun, y de Hacienda, Rodrigo Pena.
El pago de los intereses de la deuda externa aumentó 66,5% anual en septiembre, hasta los 33.004 millones de pesos, por lo que el rojo financiero mostró un alza del 9,1%, alcanzando los 55.858 millones de pesos.
“En términos del PBI el déficit primario alcanzó 1,1% en los primeros nueve meses. Este resultado sumado a la ejecución del Programa de Inversiones Prioritarias arroja un valor de 1,3% del PBI, lo cual es 0,6% del PBI inferior a la meta establecida para el tercer trimestre”, dijo Dujovne.
Si bien en términos interanuales crecieron el 33,5%, en lo que va del año las transferencias presupuestarias a las provincias se redujeron en 9,6%, tanto por la dinámica de las transferencias corrientes (+0,8% anual) como de capital (-19,3% anual).

Inflación.
Por otra parte, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, admitió que la inflación de octubre “será alta”, pero bajará en noviembre y diciembre, y aseguró que el Programa Monetario implementado desde que asumió al frente de esa entidad es “sustentable” y tiene “solvencia”.
Al presentar el Informe de Política Monetaria (IPOM) de octubre, el funcionario hizo referencia a las elevadas tasas de interés y consideró que “en algún momento van a bajar, pero no estamos en condiciones de decir cuándo”.
“La inflación se aceleró fuertemente desde junio alcanzando un pico en septiembre”, afirmó y consideró que “los últimos meses fueron muy duros para todos los argentinos”.
Al explicar el plan cambiario, señaló: “Si uno elige controlar cantidades, no elige controlar precio y el Banco Central tomó la decisión de garantizar que el crecimiento de la base monetaria sea cero, como elegimos eso, no controlamos un precio como es la tasa de interés, que la determina el mercado”.
En su exposición realizada en la sede del Central, reconoció que los registros que miden el costo de vida “van a seguir siendo altos” y vaticinó que “en la medida que vayan cayendo la inflación y las expectativas, las tasas irán bajando”.
Sandleris, quien fue designado el 25 de septiembre en el Central en reemplazo del renunciante Luis Caputo, destacó el rumbo del regimen monetario implementado a principios de octubre y dijo que está “bien encaminado”.

Metas.
Sandleris consideró que el plan de metas de inflación “es un esquema que fue muy exitoso en otros países, pero no logró acá generar un ancla fuerte en las variables nominales”.
“La gente viene haciendo enormes esfuerzos”, señaló y aseguró que “lo más nocivo para la economía argentina es seguir como estábamos en los últimos meses, con alta volatilidad en el tipo de cambio”.
Admitió que la situación “es frustrante para la gente porque los resultados tardan en llegar”, pero remarcó que el gobierno está “sentando las bases para que la economía vuelva a crecer”.
“La inflación de septiembre, la depreciación de la moneda, la caída de la actividad que se profundizó a partir de la inestabilidad de las variables financieras, constituyen el desafío que enfrentamos”, sostuvo el jefe del Central. (NA)