miércoles, 28 octubre 2020
Inicio El Pais El desempleo trepó a 13,1 %, en La Pampa el índice fue...

El desempleo trepó a 13,1 %, en La Pampa el índice fue de 7,6 %

La tasa de desocupación subió hasta el 13,1% al término del segundo trimestre del año, con un incremento de 2,5 puntos porcentuales respecto al 10,6% de igual período de 2019, informó el miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)
Además, la tasa de desocupación demandante se ubicó en el 5% en el segundo trimestre de este año contra el 9,2.% de igual período anterior, y la desocupación no demandante subió hasta el 4,6% contra el 3,9% del lapso previo.
El nivel de desempleo registrado en el segundo trimestre del año -de 13,1%- también se ubicó por encima de la medición del primer trimestre, cuando alcanzó el 10.4%.
Este aumento en la tasa de desocupación se dio a la par de una caída del Producto Bruto Interno (PBI) durante el segundo trimestre, fuertemente afectado por la cuarentena para combatir la Covid-19, que alcanzó al 19,1% interanual, y del 16,2% respecto al primer trimestre.
En base a los números informados por el Indec, la tasa de desocupación del segundo trimestre no resultó mayor debido a que menos gente salió a buscar trabajo en medio de las restricciones fijadas para la circulación por el coronavirus.
Esto último se reflejó en la tasa de actividad, calculada como porcentaje de personas en condiciones de trabajar sobre el total de la población, que bajó al 38,4% en el segundo trimestre frente al 47,7% del período anterior.
Incluso, la tasa de desocupación demandante bajó al 5% en el segundo trimestre de este año contra el 9,2% de igual lapso de 2019, mientras que la no demandante aumentó al 4,6% contra el 3,9% anterior.
En base a los nuevos datos informados por el Indec, de un total de 45,4 millones de habitantes y una Población Económicamente Activa (PEA) de 11 millones de personas, 9,5 millones están ocupados y 1,4 millones se encuentran en situación de desempleo.
La tasa de desempleo del 13,1% resultó también la más alta desde el segundo trimestre de 2004, cuando todavía la economía se recuperaba del golpe sufrido durante la crisis de 2001-2002.
El Indec informó también que dentro de la población económicamente inactiva, «los inactivos marginales -quienes no buscaron empleo, pero estaban disponibles para trabajar- alcanzaron el 4,6%, mientras que en el mismo trimestre del año anterior fue del 0,7%».
La ciudad de Mar del Plata, con el 26%, fue el centro urbano que marcó el mayor índice de desocupación del país; seguida por Ushuaia, con el 22%, Santa Fe, con el 20,3%; Córdoba, 19,1%; Rosario, 17,9%; Mendoza, 15,3%; Salta, 13,9%; y Córdoba, 13,8%.
En contrapartida, las menores tasas de desempleo se registraron en la ciudad de La Banda (Santiago del Estero) con el 1,8%; Viedma-Carmen de Patagones, 2,4%; San Luis, 2,6%; y Rawson-Trelew, con el 3,8%.
Si bien la tasa de desocupación general se incrementó en 2,5 puntos porcentuales, al pasar de 10,6% en el segundo trimestre del año pasado al 13,1% este año, el mayor aumento se dio en las mujeres de entre 14 y 29 años, donde el desempleo se incrementó en 5,1 puntos en el perìodo al pasar de 23,4% al 28,5%.
Le siguieron los varones del mismo grupo etario, con un incremento de 4,1 puntos porcentuales, de 18,6% el año pasado al 22,7% en el segundo trimestre de 2020.

Supermercados.
Por otra parte, las ventas en los supermercados crecieron 1% en julio, respecto a igual mes de 2019; mientras que en los grandes centros comerciales disminuyeron 83,3% en similar período, en medio de las medidas de aislamiento social dispuestas para morigerar el avance del coronavirus, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
Por su parte, en los autoservicios mayoristas se registró durante el séptimo mes del año una suba de 5,8% en la medición a precios constantes respecto a julio de 2019.
El Indec precisó que las ventas a precios corrientes de julio en los supermercados sumaron un total de $81.240 millones valor nominal, con un incremento de 47,5% respecto al mismo mes del año anterior.
En tanto, las ventas a precios constantes fueron por un total de $23.819,8 millones, con el correspondiente ajuste por precios, lo que representó una suba de 1,0% respecto a julio de 2019.
En lo que respecta a los shoppings, las ventas totales a precios corrientes en julio alcanzaron un total de $4.297,1 millones, con una caída de 73,0% interanual.
Por otro lado, las compras por canales online sumaron $4.961,3 millones, 6,1% de las ventas totales. (Télam)

El índice por el desempleo en La Pampa fue del 7,6%
El Indec dio a conocer ayer los datos de la desocupación durante el segundo trimestre de 2020, es decir, los meses de abril, mayo y junio, cuando la provincia de La Pampa transitó la etapa más estricta del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio. Cabe recordar que la cuarentena ordenada por el gobierno nacional en el marco de la pandemia de coronavirus se inició el 20 de marzo y recién en el mes de junio la provincia comenzó a habilitar actividades económicas.
Como era de esperar, el dato del desempleo experimentó un aumento considerable en el promedio del país que pasó de 10,6 en el mismo período de 2019 a 13,1 (ver página 2). Sin embargo, el dato correspondiente al aglomerado que conforman las ciudades de Santa Rosa y Toay, el único que mide la Encuesta Permanente de Hogares en nuestra provincia, arrojó un número que, a primera vista, genera sorpresa, pues la desocupación se ubicó en el 7,6 por ciento, más de tres puntos porcentuales por debajo de la registrada en abril, mayo y junio del año pasado (11,2).

“No pudo salir”.
Este diario consultó al respecto al economista Sebastián Lastiri, docente de la Universidad Nacional de La Pampa, quien explicó que, cuando se mide desempleo, la pregunta que realizan los encuestadores a las personas que integran la muestra es si trabajó una o más horas en la última semana o si buscó trabajo.
“La gente que quedó sin empleo no pudo salir a buscarlo porque estaba encerrada por la pandemia. Esta puede ser la explicación para ese número de desocupación que estamos viendo en el informe del Indec”, explicó.
Para tener una mirada más completa sobre el tema, Lastiri recomendó enfocarse también en otros dos indicadores que forman parte del reporte del organismo estadístico: la tasa de empleo y la tasa de actividad. En ellos puede apreciarse la caída de un año a otro en Santa Rosa-Toay.

Menos actividad.
Respecto a la tasa de empleo, en el segundo semestre de 2019 se ubicó en el 40,3% y en el mismo período de este año, cayó a 33 por ciento. Respecto a la tasa de actividad, la comparación arroja una caída desde el 45,4% (2019) hasta el 35,7% relevado en el corriente año para ese mismo período.
Otra tasa que muestra el impacto que el aislamiento obligatorio tuvo durante los tres meses analizados es la de “ocupados demandantes de empleo”, la cual tuvo una caída estrepitosa comparando el segundo trimestre del año pasado con el actual, pues pasó de 22,6% a 8,6%, respectivamente.

En la región.
La tasa de desocupación en Santa Rosa-Toay quedó muy por debajo de la media registrada en la Región Pampeana, cuyo promedio fue del 16,7, es decir, por encima de la media nacional. Entre los aglomerados que forman parte de la misma región que el pampeano, el peor fue Mar del Plata (26%), seguido por Gran Santa Fe (20,3), Gran Córdoba (19,1), Gran Rosario (17,9) y Río Cuarto (15,5).
A su vez, la tasa de empleo (33%) en el aglomerado pampeano fue la tercera más baja de la Región Pampeana (promedió el 33,8%), solo superada por Mar del Plata (28,7) y San Nicolás-Villa Constitución (29). Por su parte, la Tasa de Actividad en Santa Rosa-Toay (35,7) fue la segunda más baja de la región, solo superada por San Nicolás-Villa Constitución (31,8). En este caso, el promedio regional fue de 40,6 por ciento.