Inicio El Pais "El FMI aceptó nuestra lógica"

«El FMI aceptó nuestra lógica»

FERNANDEZ CONTO DETALLES DE LAS NEGOCIACIONES

El presidente Alberto Fernández aseguró que el Fondo Monetario Internacional avala el proyecto económico que desarrolló el Gobierno. «El Fondo aceptó esa lógica de trabajo», indicó el mandatario en un almuerzo cerrado que mantuvo con los empresarios más importantes del país.
Frente a CEOs como Paolo Rocca (Techint), Luis Pagani (Arcor), Eduardo Elsztain (IRSA) y Cristiano Rattazzi (Fiat), dijo que el proyecto de ley que el Poder Ejecutivo envió al Congreso tiene como objetivo terminar con el hambre, pero además reactivar la economía. «Hagamos algo épico que nos reconforte como seres humanos, no que reconforte nuestros bolsillos», reclamó.
Apeló a que los empresarios inviertan y les anticipó: «En materia económica no pretendo tener un Estado intervencionista». Ratazzi le devolvió que «va por el camino correcto, es angosto, pero en algunos meses podemos ver mejoras».
El presidente de AEA, Jaime Campos, le agradeció la visita y reconoció que «no hay duda que la situación económica y social requiere de la participación plena de todos los sectores».
Fernández dedicó la primera parte de su discurso a detallar la gravedad de la situación económica y social. Mencionó que 4 de cada 10 argentinos están en el «pozo de la pobreza» y que el Estado puede llevar adelante un accionar limitado por la debilidad de las cuentas públicas. «El Estado vive una situación fiscal mucho más compleja de la que ustedes piensan. Solamente el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, con el que le pagamos a los jubilados, está conformado en un 70 por ciento por papeles del Estado. El Estado se financió con los recursos de los jubilados. Cuando planteamos un mayor esfuerzo a las empresas, al agro y a la industria, lo hacemos para reconstruir esas cajas que han quedado vacías», aseguró.
El presidente asistió con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el secretario de asuntos estratégicos, Gustavo Béliz, y el ministro de Economía, Martín Guzman, a quien se encargó de elogiar. «No hace falta que lo presente, es un hombre de enorme inteligencia y capacidad de lectura de la realidad», afirmó.
Contó que con Guzmán armó el plan económico y mencionó el concepto preferido de los ejecutivos: «El plan es sustentable, no es para salir de la coyuntura con la alegría del fin de año, sino para ver el mediano y largo plazo», afirmó. En este sentido, adelantó que será el Consejo Económico y Social donde se crearán las políticas de largo plazo. Pero indicó que el mayor condicionamiento que afronta el país es el peso de la deuda, que representa el 95 por ciento del PIB.
Para graficar la problemática, hizo referencia a un chiste que había hecho con el presidente de Fiat: «Le dije recién a Rattazzi, vos imagínate si te pido 10 millones de dólares para devolverte en un año. El sabe lo que yo gano, es imposible que me vaya a prestar. Igual, la verdad es que es imposible siquiera que me preste un sólo dólar», afirmó, y despertó risas entre los comensales.

Conferencia Episcopal.
El presidente Alberto Fernández también recibió en Casa Rosada a la cúpula de la Conferencia Episcopal Argentina en el marco de la agenda oficial dedicada a impulsar una campaña contra el hambre en nuestro país.
El mandatario afirmó que los obispos serán «aliados para trabajar juntos» al tiempo que escuchó el rechazo eclesiástico al protocolo nacional para abortos no punibles, aprobado por el Ministerio de Salud.
Durante una reunión de una hora y veinte, al mediodía, el presidente expresó su «admiración por el trabajo social» que realiza la iglesia en todo el país y señaló que «nadie mejor que ustedes conoce el problema del hambre y las drogas».
En tanto, la cúpula de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) expresó su «sorpresa, desazón y preocupación» por el protocolo nacional para abortos no punibles al señalar que «en la práctica autoriza el aborto libre», por lo que lo calificaron de «improcedente». (Pagina12.com)