Inicio El Pais El G20 apoyó una reestructura de la deuda argentina

El G20 apoyó una reestructura de la deuda argentina

DECLARACION A FAVOR DE LA POSICION ARGENTINA EN LA CUMBRE MUNDIAL DE RIAD

Los países del G20 pidieron remarcar la «importancia de los esfuerzos conjuntos» entre prestadores y acreedores para «mejorar la transparencia y sostenibilidad de la deuda», al finalizar la reunión que mantuvieron este fin de semana en la ciudad de Riad, Arabia Saudita. Este pedido implicó un fuerte apoyo a la Argentina en su proceso de negociación para la reestructuración de la deuda, donde se está buscando aplicar una importante quita.
Luego de dos días de deliberaciones, los ministros de Economía y presidentes de Bancos Centrales de las principales economías del mundo adoptaron por consenso un comunicado que analiza la situación de la economía mundial y las prioridades para «la coordinación internacional con el fin de impulsar un crecimiento global sostenido, fuerte, balanceado e inclusivo».
En este sentido, el G20 destacó la importancia de «mejorar la transparencia» y «sostenibilidad de la deuda» y reconoció la necesidad de tomar medidas para enfrentar la desigualdad, especialmente entre los jóvenes y las mujeres. Asimismo, el G20 se comprometió a discutir durante este año los desarrollos recientes y los desafíos que presenta el enfoque contractual para la resolución de las crisis de deuda soberana.
«Reiteramos la importancia de los esfuerzos conjuntos emprendidos tanto por los deudores como por los acreedores, oficiales y privados, para mejorar la transparencia y la sostenibilidad de la deuda y alentamos esfuerzos adicionales para abordar las vulnerabilidades de la deuda», sostiene el comunicado del G20, donde precisó poner especial interés en aquellas deudas provenientes de países «emergentes».

En busca de apoyo.
En esta línea, los líderes económicos del mundo afirmaron que se espera «la nota del FMI que revisa los desarrollos y los desafíos asociados con el enfoque contractual para la resolución de las deudas». Esta mención en el documento final tiene lugar luego de Guzmán afirmara durante la primera sesión que Argentina necesita «reestructurar la deuda para restablecer su sostenibilidad» y que, para que eso sea posible, se requiere «el apoyo de la comunidad internacional».
En este marco, el titular del Palacio de Hacienda advirtió que Argentina atraviesa una crisis de deuda soberana y aseguró: «Necesitamos encaminarnos a un nuevo rumbo y reestructurar la deuda para restablecer su sostenibilidad». Y subrayó: «Esta será la primera gran prueba de las reformas del enfoque contractual adoptado en 2014, una nueva forma de formular estos contratos de deuda soberana. Esperamos que sirva pero necesitamos cooperación».

Vulnerabilidades.
Además, los Ministros y Presidentes de Bancos Centrales del G20 manifestaron que continuarán monitoreando y tomando medidas para enfrentar las vulnerabilidades financieras. De esta forma, ante posibles riesgos para la estabilidad financiera, se destacó la importancia de alentar el uso de políticas macro-prudenciales. «La política fiscal debe ser flexible y favorable al crecimiento, al tiempo que se reconstruyen los amortiguadores donde sea necesario y se garantiza que el peso de la deuda en el PIB se encuentre en un camino sostenible», agrega el comunicado.
De esta forma, se hizo hincapié en que «un enfoque más inclusivo del crecimiento puede desarrollar mejor el potencial económico, ayudar a abordar la desigualdad y empoderar a todos los segmentos de la sociedad, especialmente a las mujeres y los jóvenes». «Acelerar los esfuerzos para desarrollar los mercados de capital nacionales es esencial para apoyar el crecimiento y mejorar la resiliencia financiera y la inclusión», afirmaron los representantes de los países que integran el G20.
Finalmente, los Ministros de Economía y Presidentes de bancos centrales expresaron el apoyo a la prioridad de la Presidencia saudita de impulsar el desarrollo de los mercados de capitales domésticos y se mostraron preocupados por los posibles impactos del Coronavirus en la economía global, lo cual puede afectar los delicados niveles de crecimiento global actual.

Foro.
La Cumbre de Ministros de Finanzas y Presidentes de Bancos Centrales del Grupo de los 20 (G20) es un foro cuyos miembros permanentes son 19 países de todos los continentes (Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía), a los cuales se suma una representación adicional por la Unión Europea.

Temor por el coronavirus.
El temor por la propagación del coronavirus y su efecto sobre el crecimiento económico mundial fue uno de los principales ejes de debate de la reunión del G20 que finalizó ayer en Riad, Arabia Saudita, donde ministros de Economía y presidentes de Banco Centrales de los países miembro acordaron avanzar en «un menú de políticas» para prevenir mayores tensiones comerciales.
En esa línea, advirtieron que las tensiones comerciales, la incertidumbre política y el reciente brote del virus en China indican que «persisten los riesgos» de un repunte «modesto» del crecimiento económico en 2020 y 2021, según el comunicado de cierre del encuentro.
Durante el encuentro se verificó que la economía mundial mostró «signos de estabilización a fines de 2019», una recuperación «apoyada por la continuación de acomodación condiciones financieras y algunos signos de alivio de las tensiones comerciales». «Sin embargo, el crecimiento económico global sigue siendo lento», aseguraron los delegados que participaron de la reunión, cuya temática fue agregada a la agenda tras la epidemia.
«El virus COVID-19, una emergencia de salud global, ha interrumpido la actividad económica en China y podría poner en riesgo la recuperación», afirmó en un comunicado la presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, para quien «incluso en el caso de la rápida contención del virus, el crecimiento en China y el resto del mundo se vería afectado». (NA / Ambito.com)