viernes, 18 septiembre 2020
Inicio El Pais El Gobierno anunció que llegó a un acuerdo con los principales acreedores

El Gobierno anunció que llegó a un acuerdo con los principales acreedores

El presidente Alberto Fernández afirmó ayer que el acuerdo con parte de los acreedores externos implicó resolver una «deuda imposible» en medio de «la mayor crisis económica» y de una pandemia, permitió recuperar «autonomía de decisión», por lo que «ahora está despejado el horizonte» y, llamó a los empresarios a «comprometerse» para desarrollar sus negocios con un mejor escenario.
«Fue todo tan complejo y difícil, porque el escenario de la pandemia complicó todo, que nos pareció que teníamos que ponernos firmes y seguir adelante con nuestra lógica», sostuvo Fernández sobre las negociaciones llevadas adelante por el ministro de Economía, Martín Guzmán, a quien dijo que «abrazó» y «rompió la cuarentena» cuando lo recibió en la Residencia de Olivos.
«Guzmán fue central. Él recogió cuáles eran los objetivos que debíamos alcanzar y se dio una estrategia correcta. Ése es un enorme mérito suyo. Trabajamos todo este tiempo muy juntos y así lo vamos a seguir haciendo», completó sobre el funcionario.
En entrevistas concedidas a C5N y Cenital, el Presidente sostuvo que estará «eternamente agradecido al papa Francisco por sobre todas las cosas» porque el Sumo Pontífice «ayudó muchísimo en silencio», al igual que al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por su intermediación ante Larry Fink, del fondo BlackRock.
También le agradeció al Frente de Todos porque no hubo «ningún doblez interno en esta discusión», por lo que subrayó: «Podemos tener matices y bienvenidos sean. pero en el fondo no tenemos diferencias. Eso es importante que lo entendamos todos», insistió.»Estamos volviendo a entrar al mundo», dijo Fernández, y prosiguió: «Lo mejor que nos ha pasado como argentinos es que estamos entrando al mundo dignamente. Nunca fuimos a pelear contra los acreedores, fuimos a pedirles resolver un problema del que éramos ajenos», enfatizó, y destacó que «lo que no vamos a pagar en intereses vamos a destinarlo a producción, desarrollo, generación de empleo, obra pública e infraestructura».
El Presidente sostuvo que con el acuerdo alcanzado durante la madrugada por el Ministerio de Economía con los principales grupos de acreedores de la deuda pública, la Argentina «resolvió una deuda imposible en la mayor crisis económica que se recuerde y en el medio de una pandemia».
El mandatario destacó que «ahora está despejado el horizonte» y le pidió a los empresarios que «se comprometan a poner al país de pie», ya que tienen un «mejor escenario» para proyectar sus negocios.
El jefe de Estado agradeció «a los acreedores, que entendieron que Argentina, ofertando lo que estaba ofertando, estaba haciendo un enorme esfuerzo».

Guzmán.
El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que el acuerdo de reestructuración de la deuda emitida bajo legislación internacional es «inclusivo y sostenible», al tiempo que consideró que el nuevo entendimiento que el Gobierno negociará con el Fondo Monetario Internacional (FMI) debe ser «bien distinto» al firmado en 2018.
«Luego de duras negociaciones, porque así deben ser, finalmente llegamos a un acuerdo con un grupo mayoritario» de tenedores de bonos, dijo Guzmán esta tarde durante una conferencia de prensa realizada en el Microcine del Palacio de Hacienda.
«Esto no se terminó, pero (el canje) es un paso decisivo que supone pasar de una situación de deuda insostenible», con vencimientos por casi U$S 12.000 millones este año, «a otra de deuda sostenible», afirmó el funcionario.
Guzmán puso como ejemplo que «en el corto plazo, Argentina pagará solamente U$S 4.500 millones entre 2020 y 2024, incluyendo tanto la deuda denominada bajo ley de Nueva York, como aquella emitida bajo legislación argentina -estimada en U$S 41.700 millones- que en este momento el Congreso está analizando, para dar tratamiento equitativo» a todos los bonistas.
Esta menor carga financiera «es un alivio que le va a generar condiciones de saneamiento a las finanzas públicas, de certidumbre al sector privado y le va a dar a Argentina otra plataforma para despegar cuando la pandemia nos de tregua», agregó el ministro.
Guzmán destacó que en el tema de la deuda el presidente Alberto Fernández fue «muy claro y enfático» al definir: «nosotros no estamos trabajando para nosotros, nosotros estamos trabajando para Argentina, cuidando no solamente el presente sino también el futuro del país».
En este contexto, en base al acuerdo alcanzado, los vencimientos proyectados entre 2024 y 2027 se encuentran por debajo de U$S 8.000 millones anuales, una cifra inferior a los pagos existentes antes de la reestructuración.
Guzmán consideró que el acuerdo alcanzado «es un paso importante, pero no se acaban todos los problemas de la economía» y en ese marco anunció que comenzarán las negociaciones con el FMI para reemplazar el que firmó el anterior gobierno en el 2018 «y que se encuentra cancelado».

Diputados.
La Cámara de Diputados convirtió en ley anoche, con un amplio respaldo político, el proyecto de reestructuración de la deuda en dólares emitida bajo legislación argentina.
El plenario legislativo aprobó con 247 votos a favor, contra 2 votos negativos, la iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo que busca dar un tratamiento igualitario a los títulos emitidos bajo legislación argentina con los de ley internacional.
La iniciativa -que ya contaba con la sanción del Senado- autoriza al Gobierno a llevar adelante el proceso de reestructuración de la deuda en títulos públicos denominados en dólares estadounidenses y emitidos bajo ley de la República Argentina.
Según estipula el proyecto, los tenedores de los Títulos Elegibles que ingresen al proceso que decidan no adherir al canje continuarán con sus pagos diferidos hasta el 31 de diciembre del año próximo, en el marco del plan que se encuentra actualmente vigente. (Télam)

Acreedores alientan el canje
El Fondo Monetario Internacional (FMI) celebró ayer el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los principales grupos de acreedores de deuda emitida bajo ley extranjera.
La directora Gerenta del FMI, Kristalina Georgieva, consideró como un «paso muy significativo» el principio de acuerdo sobre la deuda alcanzado por la Argentina y los tres principales grupos de acreedores del país.
En ese marco, Georigieva felicitó al presidente Alberto Fernández, al ministro de Economía, Martín Guzmán, y a los bonistas.
«Felicitaciones al presidente @alferdez, al ministro @Martin_M_Guzman y a los principales grupos acreedores de Argentina por llegar a un principio de acuerdo sobre la deuda del país», afirmó Georgieva en su cuenta de Twitter.
El FMI se convirtió en los últimos meses en uno de los principales aliados de la Argentina en el marco del proceso encarado para reestructurar la deuda emitida bajo legislación extranjera.
El acuerdo permitirá a la Argentina alcanzar las mayorías necesarias para garantizar el éxito de la operación, ya que estos tres grupo de acreedores contarían con al menos el 51% de los tenedores de bonos de todos los títulos ofrecidos por el canje en su conjunto, y con más de 80% de los títulos de los canjes de 2005 y 2010.
El cronograma de pagos con el Fondo implica vencimientos para los próximos dos años, ya que el grueso de los pagos de 47.000 millones de dólares se concentra entre 2021 y 2023.
El FMI realizó para la Argentina durante el 2020 dos análisis técnicos de sustentabilidad donde se determinó que el alivio debía ser de entre 50.000 millones y 80.000 millones de dólares para tornar al endeudamiento del país en sustentable.

Acreedores.
Los tres grupos de acreedores más grandes de la Argentina confirmaron el acuerdo alcanzado con el Gobierno y alentaron a los tenedores de deuda a ingresar al canje.
En un comunicado conjunto difundido esta tarde por el Grupo AD Hoc, el Comité de Acreedores y Exchange Bondholders (Tenedores de bonos del Canje 2005 y 2010), expresaron lo siguiente:
«Nos complace haber llegado a un acuerdo de principio con Argentina para una propuesta que proporcionará al país el alivio económico necesario y el camino sostenible que necesita a raíz del Covid-19, así como un acceso renovado a los mercados de capitales internacionales para emisores argentinos para ayudar a alentar futuras inversiones a largo plazo en el país».
Asimismo, consideraron que «el acuerdo es un buen resultado para todos los participantes y ofrece una oferta que todos los acreedores deberían apoyar».
Al mismo tiempo, adelantaron que cada grupo en particular comenzó a realizar distintos llamados a los acreedores. (Télam)