Inicio El Pais El gobierno apunta a la reactivación

El gobierno apunta a la reactivación

REESTRUCTURACION DEL SECTOR INDUSTRIAL ARGENTINO

Las principales cámaras que nuclean a la industria tecnológica consideran que este año continuará la recuperación iniciada en 2020 por las medidas de estímulo del Gobierno, tras tres años en que las plantas dejaron de fabricar y despidieron a más de 6.000 trabajadores. Así lo señalaron desde las cámaras que nuclean a estas empresas: la de Industrias Electrónicas (Cadieel), de Multimedia (Camoca) y de Distribuidores Mayoristas de Informática (Cadmi).
Directivos de estas entidades se mostraron confiados en que este año se lleve adelante, en conjunto con el Gobierno, una reestructuración del sector para que la Argentina vuelva a fabricar computadoras, genere exportaciones, divisas y una importante cantidad de mano de obra.
Hace dos semanas, el Gobierno anunció una licitación para la adquisición de 500.000 computadoras para el ciclo lectivo de este año, con una inversión que supera los $ 12.000 millones, en consonancia con la decisión tomada por el presidente Alberto Fernández de triplicar el presupuesto para un plan de conectividad destinado al sistema educativo.

Rearmado.
«La industria se rearma frente a estos números y esta planificación. Si bien ya empezó a rearmarse el año pasado, gracias a esto se gatilla un armado del sector mucho más poderoso», afirmó Guillermo Feund, de Cadieel. Además, destacó que «acá hay algo muy valioso que es recomponer al sector, a partir de una necesidad de la educación», y aseguró que las medidas del Gobierno van a «permitir que la industria se reactive y vuelva a estar en el nivel previo a 2017». De todos modos, subrayó que «esto llevará tiempo», porque remarcó que «lo que se destruye rápido cuesta construirlo rápido».
En abril de 2017, el gobierno de Mauricio Macri redujo a 0% los aranceles para la importación de tecnología. Esto generó el cierre de la totalidad de las plantas de producción del país, y el despido masivo de más de 6.000 trabajadores del sector.

Reapertura.
El año pasado, a partir de los créditos que otorgó el Banco Nación a docentes de primaria y secundaria para la compra de 25.000 computadoras, se reactivaron las áreas industriales. «Es importante que la industria tenga la oportunidad de volver a actuar y trabajar», indicó Feund, quien señaló que «desde el inicio del programa para los docentes, las empresas entendieron que había que empezar a rearmar sus áreas productivas que estaban cerradas desde 2017. Este programa gatilla una reapertura más amplia de las plantas».
Por su parte, Sergio Airoldi, de Cadmi, puso de relieve «el apoyo a todos los fabricantes y distribuidores locales que de alguna manera volvemos a tener un espacio importante en esta situación de necesidad de educación y trabajo a distancia». «Lo que hace el Gobierno es volver a impulsar que los que tenemos el ADN de producción nacional volvamos a reactivar», afirmó Airoldi, quien puntualizó que «es muy importante poder generar trabajo y valor agregado local».
Además, el miembro de Cadmi, sostuvo que «lograr que estos programas del Gobierno se sostengan en el tiempo es importante», porque subrayó que «da tranquilidad no solo a las compañías que invierten y toman gente, sino también a los trabajadores».
Producción nacional.
Por su lado, Carlos Scimone, gerente de Camoca, consideró que «lo interesante» a partir de estas decisiones del Gobierno «sería dar un paso hacia apuntalar la producción nacional», y señaló que «la decisión del Ministerio de Educación fue ensamblar, cuando podía haber exigido fabricación local». En consecuencia, indicó que «para la industria no es mucho, al ser todo ensamble y no haber fabricación», y afirmó que «la mano de obra que se necesita para esto es poca». Preciso que «la diferencia con el ensamble en cuanto a creación de empleo es de 50 a 1», y afirmó que «en Argentina estamos en situación de competir, se puede exportar perfectamente». (Télam)