Inicio El Pais El Gobierno fijó doble indemnización

El Gobierno fijó doble indemnización

El Gobierno dispuso anoche por decreto de necesidad y urgencia la doble indemnización ante casos de despido sin causa en el sector privado registrado y declaró la emergencia ocupacional por el término de 180 días. El tema fue resuelto por el presidente, Alberto Fernández, junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.
El objetivo es evitar que siga avanzando el deterioro del mercado laboral formal. La barrera al despido se va a complementar con las mejoras salariales, en las asignaciones y jubilaciones que saldrán por ley próximamente, para estimular el mercado interno y la producción.

Funcionarios.
Por otro lado, el DNU que elaboró la Secretaría Legal y Técnica también da marcha atrás con el decreto que emitió la gestión anterior, que establece un régimen para funcionarios jerárquicos del Estado con estabilidad laboral por cinco años, por lo cual en caso de despido se le debe abonar los sueldos restantes para completar aquel período de estabilidad.
«La desocupación es la más alta desde 2006»; «el nivel de empleo industrial registrado tiene el nivel de 2009», «en términos interanuales, el empleo industrial registrado lleva 42 meses consecutivos de destrucción». Esas referencias hizo el presidente, Alberto Fernández, a la cuestión del empleo durante su discurso de asunción ante la Asamblea Legislativa.
En el centro de la agenda en materia de recomposición del tejido social está tanto la «lucha contra el hambre» como la cuestión del empleo formal. Los especialistas advierten que medidas como la doble indemnización funcionan en un contexto de recomposición, más que en uno de retracción. Por eso se espera que la barrera contra el despido se complemente con medidas que apuntalen la expansión.

Debate.
El tema de la doble indemnización había estado en discusión por última vez a mediados de este año, a propósito de la publicación del dato del 10,1 por ciento de desempleo de parte del Indec. En ese momento, la CTA pedía por una ley antidespidos para replicar el esquema que estuvo vigente desde 2002, en la salida de la crisis de la salida de la convertibilidad, hasta 2007.
Luego de las PASO, Alberto Fernández dejó entrever que no estaba bajo análisis recurrir a la doble indemnización como modo de corregir la dinámica recesiva del mercado interno. «Este tipo de medidas no se anticipan porque se puede generar un efecto adverso, de apurar despidos que estaban en carpeta por parte de las empresas», comenta un abogado laboralista de extensa trayectoria.

Reedición.
En los considerandos de la norma del Gobierno se hace referencia a la ley vetada en mayo de 2016 por la administración de Macri. Aquella ley buscaba reeditar la suspensión de despidos y el agravamiento indemnizatorio que se puso en vigencia en el marco de las leyes de emergencia económica de 2002.
En ese momento se estableció que el esquema seguiría en vigencia hasta que la tasa de desocupación fuera inferior a los dos dígitos. Ese objetivo se alcanzó en 2007 y en consecuencia el decreto 1224, con la firma de Néstor Kirchner, Alberto Fernández y Carlos Tomada, dio por cumplida la indemnización agravada.
«Todo lo que tienda a poner obstáculos al despido en este momento de crisis y de reconstrucción es positivo», consideró el abogado laboralista Héctor Recalde. En la misma línea se manifestó Matías Cremonte, presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, quien destacó a la doble indemnización como «una herramienta importante».

Fernández tomó examen en la UBA.
El presidente Alberto Fernández tomó ayer examen en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) a un grupo de alumnos de su cátedra en la casa de altos estudios, y dijo que continuará dando clases. El líder del Frente de Todos, como jefe de la cátedra de Teoría General del Delito y Sistema de la Pena, constituyó puntualmente la mesa de examen a las 10.00 en el aula 235, donde una de las primeras acciones fue solicitar que se retirara del lugar a «la prensa», según trascendió entre los alumnos.
El jefe del Estado pasó la noche en la Quinta de Olivos, arribó ayer la Casa Rosada a bordo del helicóptero. A las 9.30, el helicóptero del Presidente, que había partido cinco minutos antes desde la residencia de Olivos, aterrizó detrás de la Casa Rosada y, en lugar de dirigirse hacia su despacho, abordó su vehículo y se dirigió por la avenida de Mayo en dirección hacia la Facultad de Derecho de la UBA.
El jefe de Estado desmintió que fuera a pedir licencia del puesto docente, ya que legalmente no es incompatible ese cargo con el de Presidente. «No voy a pedir licencia, voy a seguir dando clases, una vez cada 15 días: le voy a pedir a la Facultad un adjunto para poder hacerlo», informaron los periodistas en el lugar. En ese sentido, el Decreto 1033/2001 establece que «el desempeño de horas de clase o de cátedra no se encuentra alcanzado por la incompatibilidad prevista en el Régimen sobre acumulación de cargos, funciones y/o pasividades para la Administración Pública Nacional».
Fernández, abogado, dicta la materia «Teoría General del Delito y Sistema de la Pena», y al día siguiente a su asunción, el miércoles 11, tenía que tomar exámenes a sus alumnos, por lo que pidió posponerlos hasta ayer, en la que sería su última actividad como docente puesto que tenía pensado pedir licencia, dijeron fuentes oficiales. (Página12.com)