Inicio El Pais El gobierno nacional acordó con los docentes

El gobierno nacional acordó con los docentes

El Gobierno de Alberto Fernández cosechó el miércoles el guiño de los cinco gremios docentes con representación nacional, de la mano de un acuerdo que incluye una suba del salario inicial de los maestros (hoy anclado en 20.250 pesos) a 23.000 pesos desde el 1º de marzo y a 25 mil pesos desde el 1º de julio, y el pago de cuatro sumas fijas «extraordinarias» de 1.210 pesos, entre abril y julio, «a cuenta del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) y de futuras recomposiciones provinciales».
De esta manera, y tal como lo anticipó Ambito Financiero, Fernández se aseguró un comienzo de clases el próximo lunes sin huelgas nacionales en su primer año de gestión, y en el año además del retorno de la paritaria docente nacional, que había sido eliminada por decreto por Mauricio Macri.
Se trata de una suba del piso salarial de 13,6% en marzo y de 11,3% en julio (redondea así un aumento a julio del 23,5%), y de la apelación a sumas fijas (por un total de 4.840 pesos), que se da en línea con el formato que impulsa la Casa Rosada -y, en sintonía, buena parte de los gobernadores- de acuerdos cortos y sin claúsula gatillo, por su negativo efecto indexatorio de la economía.
Esas sumas fijas -no remunerativas por el momento, cuestión que prometieron resolver- se harán efectivas conjuntamente con el pago del Fonid (1.210 pesos) y el material didáctico (210 pesos).
Pero además se definió -reza el acta- «retomar las negociaciones en torno a lo aquí convenido antes del 31 de julio próximo».
Desde filas sindicales remarcaron que ello incluye un «trabajo de manera permanente» de la comisión salarial en el monitoreo de la marcha de los salarios en relación al comportamiento de la inflación.

Trotta.
«Tiende a comenzar a reducir la brecha salarial que existe en materia docente en la Argentina, y ésto ayuda a muchas de las provincias, principalmente las del Norte, para que pueda haber un aumento progresivo de los salarios de los maestros», aseguró el ministro de Educación, Nicolás Trotta.
Además hizo hincapié en que se trata de «un proceso de recuperación progresiva del salario». Una línea que tomó su par de Trabajo, Claudio Moroni. «Aquí queda abierto un camino permanente para la recuperación progresiva del salario y de la política educativa en su conjunto», dijo.
Además el Gobierno nacional se comprometió a «sostener» el Programa Nacional de Compensación Salarial Docente para asistir a las provincias que no logren abonar el piso salarial fijado ayer.