El Hospital Garrahan recibe aproximadamente 500 nuevos casos de cáncer infantil por año. No sólo atiende la mayor cantidad de casos oncológicos pediátricos en Argentina, sino también los más complejos. El cáncer pediátrico se cura en la mayoría de los casos, siendo la probabilidad de sobrevida global a 5 años entre 70% y 80% en los centros de los países con alto nivel de ingreso.

El Garrahan entre los mejores

Anualmente, entre 1.300 y 1.400 niñas y niños son diagnosticados con cáncer en Argentina. De esa cifra, el 35% es atendido en el Hospital Garrahan, lo que significa unos 500 nuevos casos por año para la institución pediátrica que cuenta con un Centro de Atención Integral del Paciente Hematológico y Oncológico (Caipho), donde los resultados de sobrevida a los tratamientos superan el 70%, una cifra que iguala al Garrahan con los mejores centros oncológicos mundiales.
“Nuestro compromiso en la lucha contra el cáncer infantil es permanente y este año vamos a intensificar nuestros esfuerzos en la investigación para, más allá de sostener nuestros índices que son similares a los de otros centros de referencia mundial, podamos continuar descubriendo nuevas y mejores formas de tratar los distintos tipos de cáncer”, afirmó el Presidente del Garrahan, Carlos Kambourian.
En el Garrahan se atienden pacientes que son diagnosticados por el Servicio de Hematología y Oncología, pero también muchos niños y niñas que comenzaron un tratamiento en otros centros y requieren de mayor complejidad ya sea por complicaciones, para ciertas etapas del tratamiento, procedimientos quirúrgicos o estudios que no pueden realizarse en su lugar de origen.
Para ello, el Centro de Atención Integral del Paciente Hematológico y Oncológico posee 90 camas y los recursos médicos y tecnológicos para establecer un diagnóstico preciso del tipo de cáncer en todas las áreas, en particular laboratorios de Anatomía Patológica, Citometría de Flujo y Biología Molecular. Los tratamientos incluyen quimioterapia, cirugía y/o radioterapia, y el personal de oncología cuenta con: médicos hemato-oncólogos pediatras, equipos de bioquímicos, patólogos, cirujanos, ortopedistas y muchas otras especialidades que trabajan multi e interdisciplinariamente y permiten obtener los resultados mencionados.

Diagnostico y tratamiento.
En nuestro país los resultados del Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA) demuestran que las tasas de sobrevida alcanzadas son de alrededor del 65%. Y en el Hospital Garrahan ese porcentaje asciende a 70% y 80% a 5 años.
El tipo de cáncer más frecuente en pediatría es la leucemia, con un 37% del total de los casos. “La estadística restante está repartida en un conjunto de enfermedades diferentes que muchas de ellas tienen en común ser de origen embrionario, es decir provienen de bases genéticas constitucionales, muchas de ellas no bien conocidas”, informó el jefe del servicio de Hematología y Oncología del hospital, Pedro Zubizarreta, y destacó que “las enfermedades de los niños tienden a ser de instalación rápida y alta tasa de crecimiento, pero son al mismo tiempo más sensibles a los tratamientos”.
Desde 1990, el Garrahan tuvo un crecimiento exponencial en términos de desarrollos para el diagnóstico y tratamiento de la patología oncológica con elevados estándares de calidad y resultados de sobrevida. En la actualidad trata a más de un tercio de los niños con enfermedades malignas del país: determinados grupos de riesgo son derivados de manera preferencial (menores de un año con leucemias o tumores del sistema nervioso central) y otros se concentran en virtud de los desarrollos realizados en la materia. (Ambito.com)