El juez Casanello adelantó las indagatorias

El juez federal Sebastián Casanello decidió ayer adelantar el llamado a indagatoria a los hijos del empresario detenido Lázaro Báez que había formulado la semana pasada tras recibir un de un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF) en el que se los sindicó como titulares de cuentas en bancos suizos en los que fueron acumulados más de 25 millones de dólares.
El magistrado rechazó además, de forma “in limine”, el pedido de nulidad de las citaciones a indagatoria presentado por los abogados defensores de Lázaro y Martín Báez, quienes cuestionaron la validez legal del informe realizado por la UIF porque, según sostuvieron, están basados en datos de inteligencia, con información reservada que no provino de exhortos diplomáticos.
Fuentes judiciales informaron a Télam que Martín, Leandro y Melina Báez deberán presentarse a declarar el próximo martes, mientras que Luciana Báez está llamada a declarar dos días más tarde. El empresario detenido en el penal de Ezeiza fue convocado para ampliar su declaración indagatoria el miércoles al igual que su contador Daniel Pérez Gadin y su abogado Jorge Chueco, quienes también están detenidos.
Originalmente, Martín Báez había sido citado a declarar el martes 5 de julio, Leandro el 6, Melina el 7, Luciana el 11 y Lázaro el 12 y los abogados de los tres jóvenes le habían pedido a Casanello en un escrito que les permita, una vez indagados, regresar a la ciudad de Río Gallegos, adonde viven, y los exima del deber de presentarse una vez a la semana en su juzgado, como dispuso al citarlos a indagatoria.
De hecho, los tres se presentaron ayer a primera hora con sus abogados Santiago Viola y Claudia Balbín en los tribunales de Retiro para cumplir con la primera “comparecencia”, es decir, firmar para dar por acreditado que permanecen a disposición de la Justicia y en la ciudad de Buenos Aires, tal cual lo dispuesto por el magistrado.
Sin embargo, más tarde, los abogados presentaron un escrito en el que solicitan que ese trámite pueda hacerse semanalmente en Río Gallegos, argumentando que tienen hijos en edad escolar y obligaciones familiares en esa ciudad santacruceña.
Con una estrategia distinta y representados por los abogados Danile Rubinovich y Rafael Sal Lari, Lázaro y Martín Baéz atacaron la validez legal de las nuevas citaciones a indagatoria ordenadas el viernes pasado por Casanello. (Télam)

Compartir